0

El arquero dio una extensa entrevista en la que habló de su pérdida de titularidad ante River, explicó por qué no jugó en Santa Fe y se refirió a su relación con el plantel y el entrenador. Además, hizo referencia al pasacalles que le pusieron y a su deseo de seguir en Independiente.

"Cualquier palabra de más o de menos se interpreta mal. Por eso no hablo mucho. Desde principios de este año tuve momentos muy buenos, decidí quedarme. Sentí el apoyo de la gente. La cosa iba bien. Pasaron muchas cosas en lo deportivo y en lo institucional, no se pudo continuar el proceso de Eduardo (Domínguez). Se buscan culpables y explicaciones. Todo está dentro de la cancha. Uno tiene responsabilidad, pero es algo compartido. No es para apuntar a uno. Hay que hacer una revisión de todas las áreas. Hace cuatro meses se iniciaba un proceso nuevo y las expectativas no se cumplieron. Se recae en la gente de más experiencia", contó hoy Sebastián Sosa.

En una extensa entrevista con Radio La Red, el uruguayo también se refirió al pasacalles que apareció por Avellaneda que decía "basta del arquerito perdedor": "Son Cosas raras, nunca me pasó así. Antes había estampitas de San Sosa. Ni soy un fenómeno cuando te hacen las estampitas ni espantoso cuando te meten un gol. Después del partido con Patronato empecé a sentir el rechazo. Dentro del fútbol todo se sabe. No me detengo en eso. Es un golpe bajo, no suma para nada. Son cosas que restan en una gran institución. La propia gente nuestra mete piedras, hay que tomarlo como de quién viene. Yo soy una persona que trabaja mucho en el día a día y busca buenos resultados".

"Yo nunca hablé mal de un compañero, no mandé nunca a nadie al frente. Nunca lo haría. Quién sabe a quién estaba dirigido. Poner en duda lo que sucedió... nunca me pasó. Están poniendo en duda la palabra del doctor de Independiente, hay que tener cuidado porque involucra mi persona", sostuvo respecto a un posteo en el que Milton Álvarez hablaba de "no bajarse". 

"En marzo me desgarré los dos gemelos. Yo siempre aprieto los dientes y voy para adelante, pero eso puede ser mal porque caes en errores. Si hubiera parado cinco días hubiese sido una sobrecarga, y me comí dos desgarros. Estas dos semanas tuvimos cambios de entrenador de arquero, sentí la sobrecarga. Dije que no podía caer de vuelta en el mismo error. El doctor me dijo para cinco días para no caer en el mismo error de marzo", manifestó aclarando por qué no jugó ante Colón.

Consultado por la vuelta de Falcioni, Sosa afirmó: "Con Julio es la tercera vez que estamos en un proceso. Sabemos cómo trabaja, es una gran persona. No se necesita ese proceso de adaptación. Se había hecho un año muy bueno con Julio. Terminamos a tres puntos de entrar en la Libertadores. El club apuntó a Eduardo, que nos podía dar un plus, y no se dio. A veces las cosas no salen como uno lo planea. Se vuelve a buscar ese camino con Julio. Los resultados no se vienen dando, entiendo que se busque ese camino de buscar puntos". 

"Lo del partido anterior, es el Independiente que me gusta ver, el que se vio contra River, lo que se merece, la gente apoyando al equipo, una sola canción de aliento. Es lo que sentí y viví.  Es bueno que se haya definido las fechas de elecciones porque la gente necesitaba sentir que va a poder elegir, se calmó la situación. Con River se vieron momentos que hace rato que no se vivía. Antes había un clima duro, hay muchos jóvenes, cuestiones de la política... Había dificultades para sentirse respaldado. Este es el camino. Ese es el mensaje a la gente que va al estadio, todos juntos tirando para el mismo lado", afirmó Sosa.

Sobre su situación, si continuará como suplente o volverá a la titularidad, el charrúa señaló: "Yo soy un tipo que siempre cumplió con los contratos. No hace mucho elegí seguir en Independiente, en febrero, por todo lo que me pasó el año pasado, por el cariño de la gente, por el respeto que me manifestaron siempre. Estoy contento. Los resultados no ayudaron y eso dificulta disfrutar. Es duro cuando se pierde. A uno lo angustia. Hay que darle para adelante, prepararme de la mejor manera y estar a la orden del entrenador". 

"Con Falcioni hay confianza para ir hacer cualquier planteo. Eso es muy agradable, están dispuestos a escuchar las dificultades de cada uno. Hay 30 jugadores, que te den la confianza de poder acercarte y contar tu inquietud es buenísimo. Yo seguiré entrenándome. Para llegar al Mundial hay que estar bien en el Club, eso te abre las puertas de la selección. Siempre pienso partido a partido, dar lo mejor para el arco de Independiente. Estuve 70 u 80 partidos y en general fue muy favorable, lo dice la estadística. No me quedo con un partido que pude fallar como cualquier ser humano", argumentó recordando el encuentro ante Patronato. 

"Yo sacaba cuentas: me tocó jugar con 16 defensores distintos en línea de cuatro. Antes duraba en el tiempo, eso habla de la necesidad de subir jugadores y vender constantemente, en una realidad de todo el fútbol argentino. Los que pueden solventar esos problemas son Boca y River. El resto sufre de lo mismo por una realidad del país. No estoy enojado ni dolido, te angustia el momento, no meter tres o cuatro victorias consecutivas. No puede estar Independiente en este lugar en la tabla de posiciones. Tenemos plantel para pelear y estar más arriba, vamos a tratar de sumar de a tres y poner a Independiente lo más arriba posible", insistió. 

"Si me decís del equipo que armó Independiente para ganar la Sudamericana en 2017, llegó y tenía un plantel importantísimo. Quizá ahora hay problemas económicos por esa época. Tenemos un equipo que va a competir, no te digo que es el mejor del fútbol argentino porque no me lo creo", finalizó Sosa.

Invitame un café en cafecito.app

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app