3
Luego de mucho tiempo, de a poco se vuelve a escuchar el "mi buen amigo" por sobre el "yo te persigo". Sin querer entrar en un análisis demasiado profundo, nos metemos en la polémica de una melodía clásica de las canchas argentinas, con sus diferencias de significado. Mirá los videos y contanos cuál preferís.


Todo comenzó con el "Rojo, mi buen amigo", canción que se impuso en casi todas las canchas a principios de los 80 cuando el Operativo Sol lanzó la canción "Boby, mi buen amigo" en la que un niño le cantaba a su perro que no lo llevaría de vacaciones.

Boby, mi buen amigo,
este verano no podrás venir conmigo
Hoy escuché, cuando papá, 
decía que esta vez no te podré llevar 
Boby, no me extrañes mucho, 
pronto voy a regresar 
Cuida mis juguetes, 
Boby, no te portes mal.

La letra, llevada a la tribuna de Independiente, si bien era muy cantada al inicio de cada campeonato (habla de "esta campaña volveremos a estar contigo") también se repetía a lo largo del año. El principal anhelo de la hinchada era ver al equipo campeón, en una canción que empujaba y apostaba por el triunfo, además del clásico "yo te sigo a todas partes" cuando los visitantes eran moneda corriente en el fútbol argentino.

Rojo, mi buen amigo,
esta campaña volveremos a estar contigo.
Te alentaremos, de corazón,
esta es tu hinchada que te quiere ver campeón.
No me importa lo que digan,
lo que digan los demás,
yo te sigo a todas partes,
cada vez te quiero más

De un tiempo a esta parte (¿diez años, quizás?) comenzó a imponerse otra letra a la misma melodía, cambiando el "mi buen amigo" por "yo te persigo". Sin ponernos exquisitos en el análisis, esta versión siglo XXI ya no habla de campañas ni de títulos, sino de seguir al equipo y se habla de perder. "No importa si perdemos", dice, porque de todas maneras "voy a volver". En sus breves estrofas, en esta reversión repite el sentimiento de derrota: "pase lo que pase nunca te voy a dejar".

Rojo, yo te persigo,
vos sos la sangre que a mí me mantiene vivo.
Cada domingo te vengo a ver,
no importa si perdemos yo voy a volver,
para gritar con el alma
que te quiero de verdad,
y que pase lo que pase,
nunca te voy a dejar

¿Qué es lo que va a pasar o lo que puede pasar? Mientras "Mi buen amigo" sólo habla del aspiracional a ser campeón, en esta nueva se habla de algo trágico, algo que puede ocurrir como desgracia, pese a lo cual "no te voy a dejar". Está claro que uno nunca abandona a un ser querido, y el Club es quizás de las cosas más preciadas para los futboleros, por eso pedimos volver a un canto ganador, de aliento al equipo y al mismo tiempo de exigencia: "Esta es tu hinchada que te quiere ver campeón".

Les dejamos las dos versiones, cantadas el domingo pasado ante River, y les pedimos que nos dejen sus comentarios acá o en nuestro canal de Youtube.


Invitame un café en cafecito.appInvitame un café en cafecito.appInvitame un café en cafecito.app

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 9 de agosto de 2022, 20:11

Es una mierda el yo te persigo. Una cancion fúnebre. De hecho salio en la b. De club chico Es decadente, miserable, de perdedores como los imbéciles lo q la defienden. No saben lo q es Independiente. Ni idea tienen. Como vas a decir "No importa si perdemos" en el glorioso Club Atlético Independiente? Encima hay q explicarles esto tan fácil, simple y natural a estos ignorantes de mierda q la cantan. Estúpidos. Rojo mi buen amigo es legendario, es histórico, es con fuerza, es avanzar, ir al frente y mucho mas. Pero q mas les vas a explicar a estos imbéciles ignorantes si no van a entender ni cuanto es 0 + 0. No se discute. SE IMPONE. ES UNA ORDEN. ROJO MI BUEN AMIGO. Y PUNTO.

La Caldera del Diablo dijo... 10 de agosto de 2022, 23:39

No se entendió del todo, jaja

Oktobrian dijo... 16 de agosto de 2022, 16:31

Totalmente de acuerdo, "Yo te persigo" es una versión no solo nefasta sino también hipermufosa.

Invitame un café en cafecito.app