0
En los seis partidos que lleva Lucas Pusineri al frente de Independiente, el equipo sufrió seis expulsiones, y sólo pudo terminar con 11 jugadores en cancha ante Central.


Un problema a resolver por el cuerpo técnico de Independiente es el de las expulsiones. Desde que Lucas Pusineri asumió la conducción del Rojo, el equipo sólo terminó con 11 jugadores en cancha en una ocasión.

En el debut ante River fue Alexander Barboza quien vio la roja al inicio del segundo tiempo; frente a Boca en la Bombonera, el resonado caso de la expulsión de Pablo Pérez; en el Clásico de Avellaneda, cuando el rival tenía 9 se fueron del partido sobre la hora Lucas Romero y Cecilio Domínguez.

Luego, por la Copa Sudamericana ante Fortaleza fue expulsado Juan Sánchez Miño sobre el final del primer tiempo; y el lunes pasado contra Arsenal Leandro Fernández vio en un minuto la amarilla y posterior expulsión tras marcar el gol del empate.

La única excepción fue la goleada ante Rosario Central en el Libertadores de América, donde el Rojo finalizó con 11. En total, fueron seis los futbolistas expulsados en cinco partidos.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app