0
En el debut de Lucas Pusineri en el banco de Independiente, el Rojo cayó 2 a 1 ante River. Un pobre primer tiempo, un gran arranque del segundo y una expulsión que cambió la historia fueron los puntos sobresalientes de un partido que deja mucho trabajo al técnico.




La ilusión renovada pese a todo, a no tener refuerzos, y a un plantel que perdió varios nombres. La cancha llena, la gente expectante. El apoyo al equipo, el recibimiento al técnico que nos dio la última gran alegría a nivel local. El primer tiempo fue una gran desilusión. Ver que los errores de 2019 eran los mismos, que no había generación de juego, ni marca ni ideas. Varios puntos flacos, un mediocampo perdido y el desaprovechar todas las pelotas paradas.

River hacia las cosas fáciles, tocaba y abría la cancha, y de a poco fue ganando terreno para abrir el marcador. Casco le roba a Leandro Fernández sobre la izquierda, cruza toda la pelota a la derecha y un centro encuentra otra vez a un hombre solo en el corazón del área para cabecear a quemarropa. Ganaba la visita y empezaba su monólogo. Blanco perdía cada pelota que pasaba por sus pies, a Silvio no le llegaba una sola y Cecilio deambulaba. Así se iba la primera parte.

En el vestuario Pusineri lavó varias cabezas, no movió el once inicial pero la actitud cambió 180 grados. El Rojo salió a apretar y al minuto Silvio Romero tocó la primera pelota de la noche y puso el empate. Desde ahí se vio lo mejor del equipo, y ahí nos agarramos a otra esperanza. Hubo fútbol, dinámica y llegadas. Armani se lució un par de veces y el público se levantó en un grito. Hasta que Barboza, que había sido amonestado hacia diez minutos, recibió un mal pase de Cecilio, llegó tarde a la marca y fue expulsado.

Promediaba la segunda mitad y la historia volvía a cambiar. Todo lo bueno se desvaneció en el aire y River llegó por única vez y se puso 2 a 1 nuevamente por Borré. La garra mostrada al inicio ya no existió salvo en el empuje del chico Martínez, y de a poco se volvió a ver lo viejo conocido. Mucho por mejorar, ojalá Pusineri pueda rescatar y repetir lo hecho en el arranque del segundo tiempo.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app