0
Argentinos, Belgrano y Boca parecen marcar el horizonte del entrenador en una semana que será definitoria para las aspiraciones del Rojo, su plantel y cuerpo técnico.

Cuando cansaba el mismo discurso aludiendo a las mejoras del equipo siendo que cualquiera podía ver que la cosa no iba para ningún lado, luego de tres derrotas consecutivas, sin haber marcado goles y contando las situaciones de peligro con los dedos de una mano, el propio Ramón Díaz reconoció la gravedad de la situación y sin admitirlo, le puso plazo a la remontada.

El entrenador, que tiene el apoyo del plantel y los dirigentes, pero que cada vez encuentra mayor resistencia del hincha, dijo que la próxima semana es determinante para el equipo. Son tres encuentros difíciles que incluyen el regreso al Libertadores de América, una eliminatoria y un clásico.

Ante Argentinos Jrs. el sábado el riojano, hombre de experiencia, sabe que sólo el sirve ganar para demostrar un cambio de actitud ante su propia gente. "Hay que demostrar carácter, determinación y convencimiento", dijo el técnico, y eso es lo que los hinchas querrán ver para renovarle el crédito al plantel.

Luego vendrá un partido que si bien a priori no presenta un gran interés, el hecho de significar la continuidad o no en un certamen ya debería darle el énfasis necesario para encararlo con seriedad. Será el cruce por los 16º de final por Copa Argentina, ante Belgrano, en Salta.

La semana termina con el clásico ante Boca en la Bombonera. El último campeón del fútbol argentino no atraviesa su mejor momento, pero mantiene su invicto, gana y sumará al delantero Santiago Silva, bochornosamente habilitado por la AFA para el torneo local. Y ahí sí sabrá Ramón Díaz que ese partido puede determinar una piedra angular que seguramente cambiará la historia, y ojalá sea para volver a ilusionarnos con la remontada.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app