0

Julio César Falcioni volvió a estar en el banco de Independiente luego de mucho tiempo y el fallecimiento de su mujer. Tras la clasificación, sus lágrimas emocionaron a todos.

Julio César Falcioni es un resiliente, alguien con "la capacidad para adaptarse a las situaciones adversas con resultados positivos", según la definición de la RAE. Tras haber superado un cáncer, volvió a las canchas cuando se creía retirado. Asumió el compromiso en Independiente y en plena pandemia le tocó pelear contra el Covid

Luego, tras recuperarse y sentarse en el banco Rojo solo un partido, frente a Montevideo City Torque en Avellaneda, porque luego debió pelearla junto a su esposa, Palka Ada Adela, que terminó falleciendo en la semana. Su ausencia fue cubierta por Omar Píccoli, Pedro Monzón y hasta César Velázquez en Brasil. En el medio, recibió el apoyo permanente de todo el plantel.

Hoy, cuando se especulaba que sólo diera la charla técnica en el hotel, decidió subirse al ómnibus y partir hacia La Plata con el equipo, estar en el banco y vivir la definición por penales que tuvo a Sosa como protagonista absoluto. Pero la emoción del final le reservó un lugar a él, y sus lagrimas conmovieron a todos.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app