0

Independiente jugaba mejor y trataba de ir por más en un partido chato. Hasta que el árbitro, apañado por el línea, decidió expulsar a Thomas Ortega, que nunca tocó al delantero de Estudiantes, y cambió la historia. Mirá el video.

Otra falta más de los arbitrajes contra Independiente. Otra increíble situación, insólita, desconcertante pero también indignante. En ese catálogo entra la expulsión de Thomas Ortega por parte de Pablo Echavarría en la tarde platense

El juvenil, que había sido amonestado cinco minutos antes por una falta desde atrás de las que hubo cientas en el partido, vio como pasaba el delantero de Estudiantes a su lado y se tiraba "a la pileta". El línea, Diego Romero, aquél amigo de Guillermo Rodríguez en La Bombonera, le marcó la falta al juez. Recordemos, además, que el mismo Romero cobró dos offsides inexistentes para el Rojo.

La expulsión del juvenil no sólo dejó al Rojo con diez, sino que cambió el rumbo del partido, le bajó el protagonismo que tenían los de Falcioni, creció en intensidad Estudiantes y ya no se volvió a jugar de la misma manera, a la espera de los penales. 

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app