0
En un nuevo aniversario de la muerte de José Omar Pastoriza, el sentido recuerdo de Daniel Borges de aquel 2 de agosto de 2004, y un diálogo premonitorio con Carlos Fren.


A esta hora, 16 años atrás estaba camino al Hotel Presidente. La producción del programa de Julio Ricardo me conminó a abrir la tira del mediodía con un móvil camino a la sede de Independiente, junto al Mono Navarro Montoya en el auto de Sergio Ortemán, y así lo hicimos, en una fecha significativa y cara a mis afectos ya que también es aniversario del fallecimiento de mí hermana Isabel.

Justo a las 12 salimos del Hotel Presidente. Ortemán manejaba, el Mono estaba a su lado y yo atrás. El arquero conversó con Julio. Pasé mí tarde con conocidos, dirigentes, períodistas, y todo el ambiente del fútbol en la Av Mitre 470, ese domicilio que cobijó tantas alegrías, y que aquel 2 de agosto despedía a un inigualable amigo, como la pelota misma que te daba todo.

"¡Chau! No va más", como dice el tango, me sonó en algún momento, la voz de Juárez despidiéndolo como cada persona que ingresaba al Club,  y que fueron muchos.

Mi tarde se cerró cuando cruzamos la Av Mitre con "El Bocha" y su familia escuchando como Walter Saavedra abria la tira de la tarde entendiendo el silencio de ese auto y me dió el pase. Pensé romper el hielo con una pregunta al Maestro "¿Ricardo, te pusiste a pensar, nadie más te va a llamar 'PACHOCHO'?", y aquella segunda noche de agosto se llevó el alma de José Omar Pastoriza para que descanse en paz junto a su nieta en una estrella.

Carlos Fren, campeón en el Nacional 1978, lo recordó así: "Una madrugada me sonó el teléfono. Era el representante con el que trabajábamos y me dio la peor noticia: 'Se murió el Pato de un infarto'. Me puse a llorar como un chico, porque me había ayudado siempre y en esos tiempos me había rescatado de una época sin laburar. Solo una vez, en tantos años, lo vi llorar. Fue cuando murió su nietita. Estaba destrozado. Prendió un cigarrillo y le dije: 'No, Pato, si no podés fumar'. Me miró y sus palabras me quedaron grabadas: 'Ella no fumaba y ya no la tengo más. Ya estoy jugado...'".

Daniel Borges
Especial para La Caldera del Diablo

Otras notas del autor

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app