0

El ex manager dijo que le faltaron el respeto, que las razones esgrimidas para "saltearlo" en la reunión con Pusineri fueron "insólitas" y concedió que "Independiente es un Club autodestructivo".

"Fui con mucha ilusión y muchas ganas a Independiente para mejorar al Club. La decisión de la dirigencia de que no vaya a la reunión con el entrenador me pareció una falta de respeto, porque hacía dos meses que venía pidiendo una reunión yo", dijo Jorge Burruchaga este mediodía en diálogo con ESPN.

El ahora ex manager también aclaró su relación con Pusineri: "Por todos lados salió que yo no quería a Lucas. No era tan así, era una cuestión de charlar y arreglar cosas. Yo llegué después que él, tuvimos discusiones lógicas de trabajo y llegado el momento a fin de año le dije a él y a la Comisión que lo íbamos a charlar para resolverlo. Pero no nos reuníamos, se toma esta decisión y me consultan después". 

"Me llamaron ayer, me junté con Yoyo Maldonado y Walter Lusnig y les dije que ya no había mucho para hablar. Me dijeron las razones de por qué ellos tomaron la decisión, por qué me saltearon, pero prefiero guardármelas porque son insólitas", apuntó Burru.

"Yo creo que en su momento me querían, hoy quizás se da vuelta todo. El fútbol es loco, echan gente y no hay descensos ni nada. Esta es la Argentina nuestra. En el día a día nos veíamos los domingos o entre semana cuando había Copa, y esas charlas lógicas de tener, más allá de lo deportivo, lo económico, las divisiones Inferiores... Yo me iba dando cuenta de ciertas cosas y el desencadenante fue la decisión que toman sin consultarme, y ya no hay mucho que explicar. O seguís o te vas. Para ser un estorbo prefiero que el hincha sepa que no me gustaron las maneras. Había muchas cosas por mejorar, pero tomé la decisión de dar un paso al costado por el bien del Club. Prefiero estar en casa y tranquilo conmigo mismo", insistió.

Consultado sobre si "Independiente es un Club autodestructivo", Burruchaga manifestó: "Lamentablemente si. Ellos tienen ocupaciones por las cuales no pueden estar todo el día en el Club. Los que estábamos tratábamos de dar el máximo. Pero después hay reuniones de Comisión, con el mánager, que tenés que hacer al menos cada diez días y no se hicieron. Después querer hacer todo de golpe y tomar decisiones así no me gusta. Ahora ya está, yo estoy agradecido, por el Club vine y por el Club me voy".

"Quiero creer que me llamaron después de haber consultado a varios convencidos de lo que le podía aportar al Club, me manifestaron hasta antes de empezar el torneo lo contentos que estaban, el proyecto que le presenté, las ideas que tenía de acá en adelante. Me criticaron mucho porque no tenía proyecto el primer día, pero cómo iba llevar un proyecto si no conocía a nadie, ni a los chicos que estaban en Primera. Era cuestión de analizar, de ver y después llevar mi propia idea, como ahora armar una verdadera secretaría deportiva de alta tecnología para el fútbol amateur y profesional y unas cuantas cosas más como el modo de comunicar, que lo hablamos en las reuniones, de otra manera y no como se viene haciendo ahora, que es perjudicial para el Club. Todo esto en un primer momento fue bien, pero después se diluyó", finalizó Burruchaga.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app