0
Independiente debutó con un gran triunfo en la Copa Superliga. Fue 1 a 0 ante Vélez con gol de Silvio Romero, de penal, en un Libertadores de América vacío por el coronavirus.



En un Estadio vacío por las circunstancias mundiales alrededor del coronavirus, Independiente logró su segundo triunfo consecutivo, ante un rival siempre complicado como Vélez, en el debut de la Copa Superliga.

Fue muy bueno lo del Rojo, nuevamente en un equipo conformado en su mayoría por juveniles, con actuaciones promisorias como la de Alan Velasco, y muy buenos pasajes de Saltita González y Chaco Martínez, quien se fue lamentablemente lesionado.

Ellos, apoyados por otra muy buena labor de Silvio Romero, aguantando y convirtiendo nuevamente, y Andrés Roa, a quien Pusineri parece haberle dado la confianza necesaria para desarrollar su juego, y ubicado en la posición en el campo en que el colombiano puede sentirse más cómodo.

El Rojo había sido más en el primer tiempo, y llegó al gol de penal en el segundo, cuando Silvio anotó tras la baja a Bustos ingresando al área. Pudo ser más holgado el resultado, no sufrió en casi ningún momento del partido y se fue haciendo dueño de las situaciones, la pelota y el timing del partido. Buen comienzo para el Rojo.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app