0
El partido entre Independiente y Vélez se jugó sin público, y también sin prensa excepto la televisión.


Muchas veces se han jugado partidos a puertas cerradas, ya sea por sanciones deportivas, económicas o relacionadas con la violencia en el fútbol. Esta vez fue una causa de salud, relacionada con la pandemia del Coronavirus que canceló ligas en todo el mundo y obligó a que el fútbol argentino elija jugar la primera fecha de la Copa Superliga sin gente en las tribunas.

Pero además en esta ocasión tampoco se permitió el ingreso al Estadio a prensa acreditada, limitando la concurrencia a los integrantes de las delegaciones local y visitantes, y a los responsables de la transmisión televisiva. Así, en el partido pudo verse al Libertadores de América vacío, y hubo que seguir las instancias del juego por TV.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app