0
El Puma fue crítico con el sistema de video y los arbitrajes de la Copa, que perjudicaron a Independiente. "Cuando no se van a a analizar esas jugadas te quita ese pensamiento de transparencia", dijo.


"A la final de la Libertadores llegarán los equipos que el VAR tenga ganas. Para mí, y sin llorar, lo que pasó en la cancha de River fue preocupante. Antes nos habían dado una charla y nos dijeron que las 16 cámaras del VAR iban a ser las de la televisión. El 99 por ciento de la gente que vio el partido está convencida de que la jugada merecía por lo menos una revisión, y ni se acercó el referí, por lo que me da desconfianza", dijo Emmanuel Gigliotti sobre el polémico encuentro en el Monumental que dejó afuera de la Libertadores a Independiente.

"Remarcaron que el reglamento dice que se debe dejar concluir la jugada y una vez que termina, sea gol o se vaya afuera, ahí sí se revisa. Y el árbitro directamente lo cobró. Por más que le reclame, ya no servía de nada porque la jugada estaba cancelada. Todo esto te quita la transparencia que debería tener el VAR", agregó el Puma.

En declaraciones con radio La Red, el delantero continuó: "A mí, a 100 metros, me pareció ver la pierna arriba de Pinola. Se podría haber analizado. En el gol mío lo había anulado antes, no se podía revisar. La de Casco también, que impacta en la cara de Maxi Meza. Nosotros no podemos discutir, no podemos reclamar. Me suena raro que te hablan de la transparencia que va a dar el VAR. Cuando no se van a a analizar esas jugadas te quita ese pensamiento de transparencia".

Consultado sobre la responsabilidad del equipo en la eliminación, Gigliotti contó: "Cuando uno es más grande, el clima en los estadios lo toma como condimento a favor, y no se siente perjudicado por lo que es la atmósfera. El partido estaba 1 a 1 y a favor de Independiente, y no supimos mantener el resultado. Sí creo que el VAR tuvo una influencia muy grande, no sólo en la jugada del penal con la posible expulsión. Es cierto que después del 1 a 1 podríamos haber hecho más o haberlo manejado distinto. Creo que hicimos dos partidos aceptables, pero se podría haber hecho más. Si hubiéramos hecho 30 mejores minutos contra River estaríamos hablando de otra cosa. Hoy con el diario de lunes es mucho más fácil..."

Consultado sobre su sensación al ser suplente, el delantero se sinceró: "Yo no me pondría en el banco. Puede ser algo táctico u otras decisiones. Con Holan tenemos que demostrar partido a partido, cada DT tiene sus maneras de ver las cosas. Me molesta no jugar. Mi sensación es que a veces necesito saber si voy a jugar un tiempo antes para procesarlo de manera distinta. En la charla técnica, antes del partido con River, me enteré que no jugaba. El técnico siempre confirma el equipo en el hotel, dos o tres horas antes de ir a la cancha. Hay partidos en que te dan un plus, y Libertadores los querés jugar..."

"En este último tiempo me siento muy bien, con experiencia. Siento que puedo mandar tranquilamente sobre los defensores. Estoy muy cómodo, muy feliz, la gente me demuestra cariño. Me siento bien dentro de la cancha. Tener amigos en el vestuario y no jugar, no me haría feliz. Yo lo que quiero es jugar el fin de semana, y rendir. Y ayudar para que el equipo esté lo mejor posible. En la Copa perdimos con un equipo que fue superior, que en los últimos cuatro o cinco años hizo las cosas muy bien y juega de buena manera", finalizó Gigliotti.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app