0
Independiente cayó ante River por 3 a 1 en el Monumental y quedó eliminado de la Copa Libertadores. Silvio Romero había empatado y le daba la clasificación transitoria al Rojo, que no pudo sostener el resultado. El árbitro no dio un penal escandaloso en el primer tiempo que hubiera cambiado la historia.


Foto: Federico Peretti 

Un partido emotivo, con muchos condimentos de Copa Libertadores, y el dolor de haber quedado eliminado cuando las chances de pasar estuvieron cercanas.

Tras un comienzo con todo del local, el Rojo pudo equilibrar el trámite del primer tiempo y hasta incomodar al conjunto de Gallardo. Hasta que una jugada pudo cambiarlo todo. Pinola fue a barrer con todo y se llevó pelota y pierna de Benítez, en un planchazo descomunal grande como la cancha. El juez dudó, pero no recurrió al VAR. Era penal y expulsión para el defensor de River.

Para el segundo tiempo Holan apostó por Gigliotti de entrada. El Puma tuvo su chance apenas comenzado, pero en la contra River marcó el primero. Lo fue a buscar Independiente y una gran jugada del Puma terminó en el empate de Silvio Romero. El Rojo lo gritaba, estaba logrando la clasificación a Semifinales.

Holan quizás apuró los cambios, quiso cerrar el resultado, pero el equipo dejó de tener la pelota y jugar. River fue y encontró el segundo con un remate de media distancia de Quintero y remató el partido Borré, también de lejos al ángulo. Fue final para la ilusión Roja, y muchas cosas para replantearse.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app