0
Iban 29 minutos del primer tiempo y Pinola barrió pelota y hombre en el área. Era penal para Independiente y expulsión del defensor de River pero el juez ni quiso mirar el VAR.



Clarisima falta. Un penal más grande que el Estadio Monumental. Para todos, menos para el brasileño Anderson Daronco, que pese a hacer la mímica de escuchar con el auricular supuestas indicaciones de los jueces encargados del VAR, jamás pidió revisar la jugada personalmente.
Se jugaban 25 minutos cuando Martín Benítez entraba al área de River y una brutal barrida de Javier Pinola dejando la pierna en alto le impacta a de lleno en la pierna del hombre de Independiente. Penalazo que hubiera significado, además, la expulsión del hombre Millonario y seguramente un cambio drástico en el curso del encuentro.

Parece que el VAR sólo se inventó para perjuicio de Independiente...

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app