0
La Comisión Directiva de Independiente determinó anoche que el Rojo lleve ante Lanús brazalete negro, en señal de luto por el fallecimiento del ex presidente Raúl Alfonsín, quien además era hincha de los Diablos.

El Bocha le regala una camiseta a Alfonsín

El primer presidente electo luego de la brutal dictadura militar que azotó al país entre 1976 y 1983, Raúl Ricardo Alfonsín, falleció el martes a las 20:30 hs. y desde entonces una multitud se acercó al velatorio que se realizó en el Salón Azul del Congreso Nacional.

Reconocido hincha de Independiente, desde el Club expresaron su "más profundo dolor ante la pérdida de un símbolo de la política y la democracia". Es por eso que la Comisión Directiva del Rojo resolvió que el equipo -tal como lo hizo la Selección ayer ante Bolivia- lleve un brazalete negro en señal de luto por su fallecimiento.


Alfonsín estrecha la mano de Pastoriza. Atrás, Pedro Iso, el Presidente del Rojo
que se había consagrado Campeón Intercontinental en Japón

Alfonsín había nacido en 1927 en Chascomús, Provincia de Buenos Aires. En octubre de 1983 fue electo presidente de la nación con el 52% de los votos, asumiendo su cargo el 10 de diciembre de ese mismo año. En su mandato, que duró hasta 1989, Independiente logró las Copas Libertadores e Intercontinental de 1984, bajo la dirección técnica del Pato Pastoriza y la mirada del presidente en algunos partidos desde la Doble Visera, y el título local de 1988/89 conseguido por el equipo que en ese momento dirigía Jorge Solari.

"Desde Independiente no sólo queremos despedir a un ferviente simpatizante de nuestra institución, sino también a un hombre que es y será sinónimo de la democracia y la soberanía popular, algo que los argentinos volvimos a disfrutar desde su presidencia. Desde ya, queremos hacer llegar nuestro más sentido pésame a la familia Alfonsín", señala la página oficial del Club.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app