0

El gran arquero de Independiente recordó los detalles de la primera Copa Libertadores obtenida en 1964, incluido el primer Maracanazo frente al Santos de Pelé y las finales con Nacional de Montevideo, elogiando el trabajo estratégico del entrenador Manuel Giúdice. Además, contó que irá con dos juveniles del Rojo a un evento de arqueros en Rosario.

"Estábamos tomando la merienda con Ferreiro y Bernao y llega Manuel Giúdice y me dice 'Pibe, si tiene que jugar esta noche cómo va a andar', y me confirmó pocas horas antes de la final que iba a jugar ante Nacional la final de la Libertadores. Por suerte las cosas salieron bien, fue un empate en Montevideo 0-0 y definimos en Avellaneda un partido disputado y un gol de media volea de Mario Rodríguez. El médico Fernández Schnorr hacía relevamientos antes de los partidos, no lo vio bien a Toriani y se lo comentó a Giúdice, así que por eso termino atajando yo", contó Miguel Ángel Santoro rememorando la final de la Copa Libertadores 1964, la primera del Rey de Copas

"Independiente salió campeón en el 63, y por eso jugamos la Libertadores 64, pero un año antes fuimos todo el plantel de Independiente a la Bombonera a ver la final entre Boca y Santos con Pelé. Era una maravilla ese equipo, y de alguna manera nos anticipamos a lo que vendría al año siguiente", agregó Pepé en diálogo con Independiente el Gran Campeón y La Caldera del Diablo por Radio Gama.

Sobre el partido de vuelta, Pepé recordó: "El titular era Toriani, pero como yo tuve una buena actuación en Uruguay Giúdice confió en mi y me dio la responsabilidad en Avellaneda. Fue una alegría tremenda. Sabía que Independiente tenía una parada dura porque Nacional tenía grandes jugadores, pero les jugamos de igual a igual. Fue una satisfacción y una alegría grande obtener la primera Copa Libertadores para Independiente y para la Argentina".

"Previo a la final ante Nacional le ganamos al Santos en el Maracaná, que hacía años que no perdía y era la base de la selección brasileña. Perdíamos 2-0 y se pudo remontar. Cuando Luis Suárez se escapa a Gilmar y se convierte en el 3-2 la alegría fue tremenda. Sabíamos que era uno de los partidos más difíciles y por suerte pudimos vencerlo y darle el triunfo a Independiente", comentó sobre aquél primer Maracanazo Rojo.

Santoro también contó la historia del premio recibido entonces: "Después de ganar la segunda Libertadores (1965) se hizo una cena y con el dinero que nos cobraban de las multas nos dieron un anillo recordatorio que hoy es una joya poseerlo. Cuando lo ves o te lo ponés recordás a todos los compañeros".

"Nosotros nos cambiábamos en el vestuario que está debajo de la tribuna, y ahí Giúdice tenía su pizarrón, para nosotros era algo nuevo, era un estratega muy grande y lo explicaba muy bien lo que quería de cada uno. Muchos resultados se dieron vuelta en el entretiempo gracias a sus estrategias. Cuando juego ante Nacional yo había jugado varios partidos en el campeonato del 63, pero luego me opero los meniscos, hice la pretemporada y había jugado pocos partidos antes de la final. Estoy agradecido de la confianza que me tenía Giúdice, yo tenía 22 años y ya era campeón de América", contó Pepé.

En otra anécdota del partido, el arquero contó cómo se jugaban esas finales: "En Uruguay eran tremendos los flashes de los fotógrafos. Cada vez que tenía que salir a cortar un centro te metían el fogonazo y te enceguecían". 

Por último, Santoro contó lo que hará este lunes en Rosario: "Voy para una Batalla de Arqueros que organiza Conmebol a través de FIFA. Cada arquero trata de vencer al otro con la mano, de aire o de abajo. El que gana el torneo va a Paraguay a disputar el torneo y el que gana va a Europa. Yo llevo a dos arqueros de las Inferiores de Independiente: Manuel Tasso y Rodrigo Soria, junto con el entrenador de arqueros Lucca y el coordinador del fútbol amateur Santiago Rodríguez"

Invitame un café en cafecito.app

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app