1
Independiente volvió a jugar muy mal, y cayó por primera vez en Paraná ante Patronato, que pelea por no descender. Se viene el receso por fecha FIFA y Beccacece tendrá mucho trabajo.


Como en un deja vu de lo ocurrido en La Plata ante Estudiantes, Independiente volvió a ser un equipo perdido en la cancha, tibio, sin juego, sin pasión. Empezó bien, con buena labor de Blanco y Romero, pero de a poco se fue diluyendo en nebulosas e imprecisiones.

A los 19 minutos Palacios tuvo un mano a mano extraordinario Palacios que tapó el Matías Ibáñez. Y sobre el final del partido el tucumano tuvo otra llegada clara frente al arquero, que volvió a cerrarlo. Eso fue todo lo hecho por el equipo de Beccacece.

Pero llegó un gran error defensivo del Rojo, con Alexander Barboza en el comienzo y el final de la jugada, permitieron el gol de Patronato que de a poco pareció animarse a pelear el partido y quedarse por primera vez en la historia con una victoria en el historial en Paraná.

Si el primer tiempo fue muy malo de Independiente, el segundo fue aún peor, y el Patrón estuvo más cerca de aumentar que el Rojo de empatar. Para colmo, nuevamente quedaron en deuda los cambios, y los errores en la formación inicial. Ahora viene la fecha FIFA y quedará mucho trabajo pendiente para Beccacece.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 31 de agosto de 2019, 19:56

Amanda dice:
Y si, siempre hay una primera vez. Y una última, que renuncie Beccacece. Y por favor, armen una antología de las frases de autoconmiseración que dice. Alguien editará alguna vez el bestiario de Monzón, Santoro, Cristian y Ramón Díaz, Holan y el actual.