0
Hoy cumpliría 70 años José Omar Pastoriza, un verdadero grande de la historia de Independiente. Siempre estará en nuestros corazones…
Caudillo, líder, crack, ganador, Pastoriza tuvo la particularidad única entre todos los ídolos rojos de haber sido grande como futbolista y luego como entrenador del club. Entre ambas facetas suma 9 campeonatos ganados, todos muy celebrados.

Nacido en Rosario el 23 de mayo de 1942, se inició en Colón de Santa Fe, y de allí pasó a racing. En 1966 lo contrató Independiente y permaneció hasta fines de 1972, en que fue transferido al Mónaco, de Francia. A mediados de 1976 volvió, ya como entrenador.

Jugador elegante, de magnífica pegada del balón, patrón de la mediacancha por sus condiciones técnicas pero también por personalidad, contribuyó enormemente a formar los sólidos grupos humanos que posibilitaron la formación de la célebre “familia Roja” una mística que permitió al club obtener muchos campeonatos.

Empezó actuando en 1966 como número 5, al llegar Raimondo pasó como volante por derecha y con el tiempo, y por imperio de sus cualidades técnicas, terminó siendo el armador, el 10 del equipo. Imposible olvidar su golazo de tiro libre frente a River Plate en el Monumental que proporcionó, en el último minuto, el triunfo por 3 a 2 y la obtención del campeonato. O aquellos dos golazos, también de tiro libre, frente a Rosario Central que fueron determinantes para ganar la Copa Libertadores de 1972. En su notable cosecha, el “Pato” ganó, como jugador, los títulos argentinos de 1967-70 y 71 y la Copa Libertadores de 1972. Como entrenador obtuvo los campeonatos nacionales de 1977-78 y 83 y las Copas Libertadores e Intercontinental de 1984.

Gustaba jugar y hacer jugar el fútbol ofensivo, pero siempre condimentado con una fuerte dósis de temperamento. Inolvidable por su aporte, queridísimo por los hinchas.

Fuente: Clubaindependiente.com

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app