3
Confiamos en Gallego, creemos que era el técnico que Independiente necesitaba y el que puede darle rumbo a este equipo flojo y desabrido, pero el Tolo también es humano y ante el panorama que el Rojo sigue mostrando creemos que es importante señalar que también él comete errores.


  • Alta rotación
Quizás el afán de probar tantos jugadores termina por no darle seguridad ni confianza a ninguno. Cinco cambios parecían un exceso. Veinticinco jugadores utilizados en cuatro partidos suena increíble. ¿Es un trabajo de búsqueda o de inestabilidad? ¿Favorece a que el jugador actúe libremente o lo condiciona saber que cualquier error será tenido en cuenta sacarlo del equipo?

Además, algunas cosas incomprensibles. En la rotación jamás entró (hasta ahora) Matías Di Gregorio, y tampoco Enzo Bruno, hasta no hace mucho titulares en el Rojo y en San Martín de Tucumán. Y ni hablar de que Depetris puede caminar tranquilamente por Avellaneda sin que nadie conozca su cara.


  • Improvisación de puestos

Tampoco se entiende el "indulto" de Guillermo Rodríguez, no tanto porque vuelva a jugar a pesar de los dichos de Gallego, sino que si según el técnico el uruguayo no daba lo esperado en su posición natural de marcador central, ¿por qué lo haría de mejor manera en un puesto que no le es propio, como 3? Al defensor se lo vio lógicamente falto de ritmo, sin proyección y con poca marca en su lateral, y fue varias veces salvado por las intervenciones de Tuzzio.

A esta se le agregan las de Caracoche también en el lateral izquierdo o Gastón Machín jugando como doble cinco en lugar de un "desterrado" Vittor, una de las promesas surgidas del semillero Rojo que bajó drásticamente a la Reserva.


  • Quemando pibes

Creemos que Gallego se equivoca al mandar prácticamente al muere a Mariano Viola, Nicolás Delmonte o Fernando Godoy. Salvo el primero, que tuvo algunos partidos en Primera, tanto Delmonte como Godoy saltaron sin escalas de las Inferiores a la titularidad, sin siquiera un previo aclimatamiento, en un equipo que justamente no se encuentra en momentos de ser permisivo con los jugadores, aún si éstos son jóvenes debutantes.

Y lo peor es que, como ocurrió con Delmonte, luego vuelven a practicar con la Reserva, ni siquiera forman parte del plantel de Primera, siendo una carga aún mayor para los que jueguen, ya que no cuentan con confianza ni siquiera para seguir entrenándose con el plantel principal.

  • Falta de delanteros

El Rojo padece desde hace mucho la falta de un goleador. Ni siquiera un número 9 clásico, que jamás se pudo cubrir desde la salida de Denis. Leonel Núñez, además de haber dicho en más de una ocasión no sentirse cómodo jugando de punta, demuestra partido a partido que no puede ocupar ese lugar. Llama la atención que Gallego insista en incluirlo.

Moreno y Gandín parecen haber mostrado todas sus cartas, y son pocas. Y después quedan dos jóvenes que hay que ir llevándolos de a poco, como Mazzola y Churín (de titulares a la Reserva sin escalas), y dos valuartes en Inferiores como Brian Nieva y Alexis Blanco.

  • Los cambios

Puntualizando en el partido con Argentinos Jrs., sorprendió la salida de Machín, presuntamente porque el volante no le ofrecía marca en el "ida y vuelta", pero más sorprendió el ingreso de Centurión, un jugador anodino que si algo no tiene es justamente ni marca ni "ida y vuelta".

Tampoco se entiende la "sorpresa" de volver a insisitir con Fredes, y la salida del Toti Ríos cuando era el único jugador que creaba riesgo de mitad de cancha hacia arriba.

Ya hemos hablado del Patito Rodríguez. Es imposible que no sea tenido en cuenta en este equipo, y que recién en la última fecha haya jugado sus primeros minutos (apenas 12) en el campeonato.

  • ¿Es un problema de nombres?

Sabemos que Independiente no tiene los nombres que quizás Gallego pretendería. ¿Se podrán buscar en Inferiores? Porque tampoco parece haber dinero para renovar todo un plantel a mitad de año. Lo más llamativo, más allá de la rotación, es que siempre se habla de nombres, pero en ningún caso de esquemas o de un ideal de juego. El equipo, con sus debilidades, cambios y escasos aciertos, tampoco tiene el "sello de Gallego". Y eso es lo que preocupa más.


Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Artalexis dijo... 30 de abril de 2009 a las 11:04

Totalmente....comparto todas y cada un de tus apreciaciones......
Me preocupa y mucho este naufragio
que parece en el lago Titicaca no se sabe que profundidad tiene...

futboldepizarra@gmail.com dijo... 30 de abril de 2009 a las 12:06

“Futbol de Pizarra 2.0”
Hace unos meses nacía “futbol de pizarra”, un blog dedicado al mundo del futbol. donde se trataban todos los temas relacionados con este deporte. Por unos problemas personales tuve que dejar el proyecto al poco de empezar. Aun así se publicaron cerca de 30 artículos y se dio cobertura al Sudamericano Sub20 entre otras cosas.
Después de solucionar los problemas anteriormente mencionados “futbol de pizarra” vuelve a renacer. Con el nombre de “futbol de pizarra 2.0” como en la anterior etapa trataremos temas de todo tipo. Desde el mercado nacional e internacional, análisis de los partidos más importantes, planificaciones deportivas etc.
Si alguien quiere colaborar con el blog, no tiene más que enviar un E-Mail a futboldepizarra@gmail.com
Un saludo y espero que os paséis a menudo

La Caldera del Diablo dijo... 30 de abril de 2009 a las 13:25

Alexis: gracias. Tenemos por delante dos partidos realmente difíciles, Tigre y Godoy Cruz en Mendoza... y una campaña malísima en la temporada. Preocupante.

FP: gracias, éxitos con el nuevo emprendimiento.

Saludos

Emiliano