1
Ayer se habló de la posibilidad de dos regresos a Independiente: Gustavo López y Carlos Matheu. De distinta índole y por motivos diversos, podrían ser el octavo y noveno refuerzo del plantel.


Independiente podría seguir sumando jugadores a su plantel, a poco más de una semana de comenzar la temporada. Sea porque se promete nuevamente el regreso de Gustavo López al Club o porque se cayó definitivamente el pase de Carlos Matheu probablemente continúe un año más en el Rojo, la cuestión es que podrían ser nueve las incorporaciones de Independiente para encarar el Apertura y la Copa Sudamericana.

El caso de Gustavo López, a 14 años de haber emigrado al fútbol europeo, es el del hijo pródigo que se fue joven pero nunca volvió. Hay un resto de sinsabor en su llegada, siempre esperada por quienes lo vimos jugar y nos maravillamos con sus gambetas y sus goles, y un extrañamiento de aquellos más jóvenes que si bien saben de su talento dudan por sus años.

Su llegada, siempre prometida y siempre postergada, frustrada, demorada, hace que la noticia, cada vez que se repite, sea un poco como el cuento de Pedro y el Lobo, y uno ya no sabe si tomarla como probable.

Ojalá se de, más allá de las especulaciones sobre su edad, creemos eso de que los ídolos deben regresar en algún momento al club y despedirse o al menos tener un nuevo paso por la Institución. Comparada ha mostrado voluntad y deseos. Sabemos que la decisión depende del jugador.


Con Matheu las cosas son distintas, y hay que ver cómo le afecta su vuelta a su estado anímico. El defensor partió del Club con todos los honores y el orgullo de haber convertido el gol que dejó al Rojo en una copa internacional luego de cuatro años. Pero en Rusia los médicos del Lokomotiv descubrieron una irregularidad cardíaca de la cual estaban advertidos y no le impide actuar como futbolista prfesional. Sin embargo, los moscovitas aprovecharon para pedir una rebaja que los dirigentes de Independiente no aceptaron.

El jugador se estableció en Madrid, se decía que podía pasar al Betis, y hasta se habló de un reflote en el pase al Lokomotiv o del interés de un equipo de Ucrania. Luego de cinco días en la capital española, regresará a nuestro país, y probablemente vuelva a formar parte del plantel que dirige Claudio Borghi.

A nuestro entender, la decisión tomada por la directiva del Club es acertada, buscando no despilfarrar el patrimonio cuando no aparece una oferta satisfactoria por el jugador que al menos iguale la o se acerque a la de los rusos. Por otro lado, creemos que Matheu tiene mucho más para dar, y que probablemente aparezcan nuevos equipos interesados y su cotización aumente.

Desde el punto de vista del jugador, es factible que lo afecte anímicamente, al considerar el regreso al país como un paso atrás, una frustración. Ojalá que no sea así, y seguramente la hinchada lo recibirá de una manera que lo haga sentir otra vez en su casa.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app