0
El 25 de enero se cumplirán, además de un nuevo aniversario del Gran Ricardo Enrique Bochini, 30 años del "Cordobazo Rojo", cuando Independiente empató 2 a 2 con Talleres, en Córdoba, luego de ir perdiendo 2-0 y con ocho jugadores, y se consagró Campeón Nacional 77.


Fue sin dudas una definición notable que quedará en el recuerdo de los que la vivieron, y con el paso de los años aumentará su mito, heroísmo y grandeza. Era la final del torneo Nacional 77, que se disputó en enero del 78. El partido de ida, en Avellaneda, había terminado empatado en un tanto, con goles de Enzo Trossero y Ricardo Cherini para los cordobeses, ambos marcados de penal.

El estadio del Barrio Jardín de la capital mediterránea estaba lógicamente colmado, en su mayoría por hinchas de la T, que querían ver campeón por primera vez a su equipo. Los locales necesitaban un empate a cero o un triunfo para consagrarse, ya que el gol de visitante valía doble.

Independiente marcó primero a los 29 minutos de la etapa inicial. Norberto Outes, de cabeza, permitía empezar a soñar. Sin embargo, a los 14 minutos de la segunda parte, el árbitro Roberto Barreiro otorgó un dudoso penal a Talleres por una supuesta mano de Rubén Pagnanini. Como en la ida, Cherini aprovechó para igualar las cosas.

Diez minutos después, el puntero derecho local Angel Boccanelli volvió a marcar para los "tallarines" en una polémica maniobra que provocó una reacción de los hombres de Rojo.

La crónica dice que los once jugadores rodearon al árbitro para reclamar que el atacante cordobés había empujado la pelota con la mano hacia el fondo del arco defendido por Roberto Rigante. La protesta no sólo no cambió la decisión de Barreiro, sino que además motivó las expulsiones de Omar Larrosa, Rubén Galván y Trossero por conducta desmedida.

Independiente quedaba así con ocho jugadores, perdiendo por 2 a 1 en terreno visitante y faltando 20 minutos para la finalización del encuentro.

Ahí fue cuando el gran entrenador del Rojo, José Omar Pastoriza, realizó dos variantes que resultaron fundamentales para equiparar la abrumadora diferencia numérica que favorecía a Talleres: Mariano Biondi y Daniel Bertoni reemplazaron a Brítez y a Magallanes.

A cinco minutos del final del encuentro, los ingresados armaron una jugada magistral junto al Ricardo Bochini. Una serie de paredes dejaron fuera de camino a los jugadores cordobeses y fue el propio Bocha quien cerró su legendaria noche anotando el empate definitivo.

Por supuesto que el golpe fue letal para los locales, que a pesar de contar con algunos minutos más de juego no pudieron hacer nada para modificar el marcador y la historia.

La vuelta olímpica del Campeón fue acompañada por el aplauso de los propios simpatizantes de Talleres, y con una frase del técnico Pastoriza: "Con este triunfo los muchachos se recibieron de hombres''.

Emiliano Penelas

Síntesis del encuentro

Talleres: Guibaudo, Astudillo, Luis Galván, Binello y Ocaño; Reinaldi (Syeyguil), Ludueña y Valencia; Boccanelli, Bravo y Cherini.
DT: Roberto Marcos Saporiti.

INDEPENDIENTE: Rigante, Pagnanini, Villaverde, Trossero y Osvaldo Pérez; Larrosa, Rubén Galván y Bochini; Brítez (Biondi), Outes (Bertoni) y Magallanes.
DT: José Omar Pastoriza.

Goles: PT 29' Outes; ST 14' Cherini, 24' Boccanelli y 40' Bochini.
Juez: Roberto Barreiro
Estadio: Talleres, Barrio Jardín, Córdoba.
Incidencias: ST 25' fueron expulsados Omar Larrosa, Rubén Galván y Enzo Trossero en Independiente.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app