0

La semana pasada cobró notoriedad por la oferta de Independiente a Gonzalo Verón, en sustitución de un embargo preventivo. Te contamos la historia de esta propiedad del Club. 

El predio de Independiente en Quilmes fue inaugurado el 2 de febrero de 1936 por el entonces Presidente de Independiente, Dr. Carlos Bottaro, junto al intendente local y autoridades de los dos equipos quilmeños. 

Según detalla el libro Querida Visera, de Claudio Keblaitis, se trataba de un lote de tres manzanas de 14.700 metros cuadrados que contaba con una frondosa arboleda, buffet y vestuarios con duchas. Un sector de camping al que luego se incorporaron juegos infantiles y piletas de natación. La propiedad fue adquirida definitivamente por el Club en 1962, bajo la presidencia de Aurelio Demaría. 

Lamentablemente, el terreno fue víctima de varias sudestadas que arruinaron sus instalaciones y obligaron a remodelaciones y reformas periódicas, hasta que terminaron por dejarlo en el abandono, a mediados de los años 70. Existió un proyecto de reforma en 1982, que nunca se concretó. 

Bajo el mandato de Jorge Bottaro en 1994 se decidió concesionar su explotación a un tercero, que inauguró una confitería y cervecería bajo el nombre de "Diablo's", que tenía terrazas con vista al Río de la Plata en varios niveles y tuvo un período de mucha concurrencia en sus primeros años, construyendo incluso una pista de karting. Con el tiempo, y sin que al Club le ingrese dinero por el canon, la concesión entró en un litigio que aún hoy mantiene inutilizadas las instalaciones.

Una curiosidad es que el predio fue regenteado en dos oportunidades (al retirarse del fútbol a fines de los años 30 y en la década del 60) por el máximo goleador del amateurismo, Manuel Seoane. 

Lamentablemente, en estos días volvió a ser noticia porque el Club ofreció intercambiarlo en el embargo preventivo de Gonzalo Verón a los derechos de televisión, en el juicio iniciado por el ex futbolista en 2020.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app