1
En el último partido del torneo Independiente volvió a jugar muy mal, pero lo ganó con goles al comienzo y al final, casi en las únicas dos oportunidades que tuvo. El rendimiento del equipo y el sistema de juego no se sostienen más. Que sea el cierre del ciclo Falcioni también. 


El Rojo ganaba desde el vestuario, se "colgó" del travesaño 85 minutos, se lo empataron a falta de cinco y lo ganó a los 51. Así terminó un año en el que se sufrió demasiado, se priorizó defender por sobre cualquier otra cosa y nunca se arriesgó más allá del manual. 

Ante Talleres el equipo de Falcioni se encontró con un gol de entrada. Al minuto, tras un centro desde la izquierda, Silvio Romero baja para la entrada de Alan Soñora, que remata de volea y la pelota es "atajada" por el defensor. Penal clarísimo, y el Chino volvió a tomar la pelota para hacerse cargo de la falta, como ante San Lorenzo, pero esta vez terminó en el temprano gol de Independiente y sumó 51 en el Rey de Copas.

Luego de eso, no pasó nada, y fue el local quien tomó la iniciativa del partido. Una buena tapada de Sosa, un remate lejano de Enzo Díaz al palo, un tiro libre del mismo hombre por arriba del travesaño. El Rojo estaba muy metido atrás. 

El Rojo reaccionó pasada la media hora con una jugada en la que se sacó dos hombres de encima Alan Velasco, cedió para Lucas Romero, quien le pegó desviado. Llegando al final fue el Perro quien perdió una pelota increíble en la salida y Sosa quien debió desviar el remate de Diego García. Y ya en tiempo de descuento Velasco, el único que jugaba algo, se iba solo y lo bajó Méndez. Merecía la expulsión, pero el juez solo amonestó.

Nada cambió en el segundo tiempo. Auzqui debió irse expulsado pero fue amonestado, y Talleres siguió convirtiendo a Sosa en figura, quien tuvo tres tapadas consecutivas (una de ellas asistido por el palo nuevamente) para evitar la igualdad.

Pero tozudamente el Rojo nunca salió de su campo, nunca dio un pase para adelante, nunca fue a buscar ni siquiera defender la victoria que conseguía desde el vestuario. Y así es muy difícil aguantar 87 minutos, por lo que a falta de 5' fue Retegui quien encontró la igualdad.

Toda la bronca previsible, toda la frustración por jugar tan mal encontraron un desahogo en el sexto minuto de descuento. Una jugada de contra que agarró mal parado a Talleres, una buena de Márquez que ve por el medio a Benavídez, y el uruguayo define sobre la salida del arquero. Gol, festejo agónico y triunfo para cerrar el ciclo. Del año, del torneo, y del cuerpo técnico.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Luis dijo... 13 de diciembre de 2021, 09:55

Penelas el pase lo da Rodrigo Marquez, Sayago se a pelea al defensor. Falcioni logró que un equipo limitadisimo logre una posición modesta. Si hiciera lo que ustedes proponen nos comeriamos las goleadas como con Godoy Cruz y Banfield, simplemente porque no hay calidad suficiente en el plantel para jugar lo que ustedes proponen como si tuvieramos 4 o 5 jugadores de seleccion.

Invitame un café en cafecito.app