0
El periodista de Diario Popular fue muy crítico del presente del equipo, incluso con los juveniles: "No hay que hacerse demasiadas ilusiones con lo que viene de las Inferiores". Y sobre un posible cambio de entrenador manifestó: "Esta es la madera que hay, otro técnico podrá tener otra racha pero Independiente va a seguir padeciendo horrores el año que viene".


"El de Independiente sería un caso de diván, difícil de analizar, aunque hay algo que queda en primer plano: este equipo que suma derrotas, todas por 1-0, tiene una característica tóxica: su tibieza. A este Independiente le sobra tibieza y apatía, y eso es un combo mortal en el fútbol porque alguien con esos síntomas no puede destacarse en ninguna labor profesional, son conductas tóxicas", manifestó Eduardo Verona.

En diálogo con La Caldera del Diablo e Independiente, El Gran Campeón, el periodista de Diario Popular agregó: "Salvo Barreto e Insaurralde, que pueden jugar bien, regular o mal, son los únicos que no se muestran como jugadores tibios o apáticos. El resto, son mayoría e incluyo a los de #Inferiores, que tendrían que tener mayor carácter, temperamento, personalidad, agallas"

"Cuando Chila Márquez tira una masita desalentadora sobre el final ante Central Córdoba, no tuvo reacción. No puteó, no se agarró la cabeza, no miró al cielo. Su gesto fue resignado, tibio. Esa conducta sintetiza algo, la imagen de la derrota, de un determinismo histórico de este ciclo", comentó. 

"Independiente pierde cuando le convierten un gol, es un equipo resignado, y se repite en conductas futbolísticas malas que se le pueden caer a Falcioni, pero hay responsabilidades inexcusables de los jugadores. Si Lucas Romero entrega mal 9 de cada 10 pelotas o Velasco se esconde y desaparece de la cancha, o Lucas González toma resoluciones malas, si Togni mira y es pasivo en el gol, ya no es culpa de Falcioni. Son responsabilidades de carácter y debemos ver cómo se forman estos jugadores", insistió Verona.

"El talento no se puede modificar, viene incorporado en cada uno. Velasco tiene cierta sensibilidad en el manejo de la pelota, pero no es la remake del Kun Agüero. Le cuesta muchísimo eludir jugadores, no es inteligente para gambetear o encarar y es una fábrica de perder pelota. Y también Sosa se vino en banda, transmite inseguridad, dudas y miedo. Juega muy atrapado en los errores del partido", continuó en su análisis.

Consultado sobre el desarrollo de Inferiores, Verona apuntó: "Los técnicos no le cambian la matriz intelectual a ningún jugador. A los pibes no hay que esperarlos tanto. Tenemos sobrados ejemplos en Independiente y el fútbol argentino. A Barco no hubo que esperarlo tanto, en tres o cuatro partidos ya vimos que tenía condiciones. El hay que esperarlo es una justificación o una excusa. No hay que hacerse demasiadas ilusiones con lo que viene de las Inferiores de Independiente, salvo Barreto o Blanco, pero son excepciones".

Por último, y respecto a si un cambio de entrenador podría ser una solución a este momento. Eduardo Verona relató: "Con este plantel no se pueden esperar grandes cosas. Tuvo una racha, pero el equipo no tiene agallas para dar vuelta situaciones que se dan en el fútbol. Esta es la madera que hay, y otro técnico podrá tener otra racha pero Independiente va a seguir padeciendo horrores el año que viene".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app