0
Por la séptima fecha de la Superliga, Independiente empató sin goles ante Tigre, en un pálido partido jugado en el Libertadores de América. Verón erró un penal para el Rojo.



Flojísima noche de Independiente en otro capítulo que deja un sinsabor en la Superliga. El Rojo fue más que Tigre, mereció ganar (incluso desperdició un penal) pero aún así los méritos fueron muy pocos para torcer la balanza.

Tigre llegó desvalido, con un técnico interino que jugó a no perder. Sólo estuvo en cancha durante el primer tiempo el Matador, y en el segundo se dedicó a cuidar el puntito. Muy poco, pero el Rojo no supo cómo doblegarlo.

Gaibor jugaba bien, pero salió, Holan apeló a Nico Domingo, y después insistió con Silvio Romero sumándolo a Gigliotti. El Puma tuvo un par pero nunca fueron claras, las jugadas eran casi todas sucias.

La mente está puesta en la Copa Libertadores, es cierto, y el martes hay un partido clave ante River, pero también es preocupante que el equipo le cueste tanto ganar por el torneo local.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app