0
El Rojo volvió a caer 1 a 0 con Defensa y Justicia en Avellaneda. El equipo de Varela golpeó en la única que tuvo, e Independiente, con poco fútbol, tampoco  supo entrarle a una defensa sólida.


Mal partido de Independiente. Flojo, sin ideas ni fútbol para entrarle a un equipo que vino a buscar el punto, consiguió el gol en la única llegada que tuvo clara y se metió atrás a defenderlo con las armas que tenía, sobre todo abusando de no querer jugar, ensuciar el partido y hacer tiempo.

Sin embargo, todo lo que hizo Defensa no resta a lo mal que jugó el Rojo, con un primer tiempo apático, muy lejos del equipo que nos tiene acostumbrados, y sabiendo que siente muchísimo las ausencias de Meza y Benítez, y también la de Pablo Hernández, únicos generadores de fútbol en el conjunto de Holan.

En la segunda parte el Rojo jugó un poco mejor, quiso más y mostró más voluntad de romper el esquema del Halcón. Verón abiró bien la cancha, metió cambios de ritmo y encaró hacia adelante. Gigliotti era puro empuje y Domingo distribuía la pelota en el medio. Pero no alcanzó, y la derrota deja la preocupación de la falta de recambio cuando faltan piezas claves.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app