0
Independiente cayó por 1 a 0 en el debut de la Copa Libertadores ante Deportivo Lara. Al Rojo no le salió una ante un rival inferior que supo manejar los tiempos y la pelota.



Rozó el papelón la actuación de Independiente ante Deportivo Lara en el debut por la Copa Libertadores en Venezuela. Frente a un rival muy inferior, pero que conservó un orden colectivo mínimo, el Rojo nunca encontró ni potencia ni explosión ni juego asociado.

Un error que ofreció otra vez el fondo, una mala marca de Figal, una distracción de Bustos, y Lara se ponía en ventaja apenas comenzado el encuentro. De ahí en más Independiente fue una sombra paseando por el pésimo campo de juego del Monumental de Cabudare, sin ideas ni nada del fútbol que le conocemos.

Era el rival más débil, era la opción de traerse puntos de visitante, sobre todo luego del empate entre Millonarios y Corinthians en la apertura del Grupo F. No pudo ser, y ahora el Rojo deberá reconsiderar muchos puntos para no volver a tener otra noche como ésta.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app