0
El campo de juego del Metropolitano de Lara era un desastre, imposible para que se juegue un encuentro de Copa Libertadores.


Como pudo verse ya en el partido que el Deportivo Lara jugó por la liga venezonala en el último fin de semana, el Metropolitano de Cabudare lució espantoso. La diferencia con aquél partido es que lo maquillaron con arena, y a alguien se le ocurrió teñir los espacios faltantes con pintura verde.

La Conmebol, estricta por ejemplo en prohibir el saludo histórico de Independiente, debería poner el foco en este tipo de escenarios para partidos de la envergadura de la Copa Libertadores.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app