0
A los 65 años falleció Rubén Galván. Campeón de todo con Independiente y la Selección argentina, fue una gloria del fútbol nacional.



Símbolo de Independiente, de su coraje y valentía, de su fútbol y su gloria, Rubén Galván deja un recuerdo imborrable y el dolor inmenso de su temprana partida, a los 65 años, tras luchar incansablemente como si vistiera la del Rojo que tanto transpiró.


Tetracampeón de la Copa Libertadores, también alzó la Intercontinental en Roma y consiguió tres Interamericanas, además de dos campeonatos Nacionales, incluyendo el histórico de 1977. Además, fue Campeón del Mundo con Argentina en 1978.

Queda para la anécdota el partido que jugó un tiempo con fractura de peroné, en marzo del 76 ante Ferro, por el Metropolitano, o la vuelta olímpica ante Talleres con la mano vendada tras haber sido expulsado y romper un vidrio por la injusta situación del partido.

Había nacido en Comandante Fontana, Formosa, el 7 de abril de 1952. Jugó 277 partidos en el Rojo entre 1971 y 1980, año en el que tuvo un breve paso por Estudiantes de La Plata, con 21 partidos. En 1981 jugó 22 encuentros en Deportivo Morón y se retiró tras 32 partidos en All Boys, en 1982.

El velatorio de se realiza en Hipólito Yrigoyen 4788, Lanús. Cocheria Lombardo. Hasta siempre, Negro querido.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app