1
Con un fútbol por momentos brillante, Independiente empató con el Flamengo 1 a 1 y se quedó con la Copa Sudamericana. Paquetá adelantó al local y Ezequiel Barco, de penal, puso la igualdad para el Rojo, que mereció ganar el encuentro por lo hecho en los 90 minutos.


Grande este Independiente, grande Holan, grandes los jugadores, comandados por un pibe que esta noche la rompió. Los miles de Rojos que colmaron el codito del Maracaná, y los que pudimos verlo desde otros sectores, no podíamos dejar de contener las lágrimas. Mucho tiempo, mucha angustia, y un equipo que llenó el alma, la vista y nos hace inflar el pecho diciendo "esto es Independiente".

Porque el técnico supo darle un giro de 180 grados, porque el equipo demostró estar a la altura (comenzó perdiendo las dos finales) y porque nunca estuvo pese a todo en inferioridad de condiciones que su rival, al que superó ampliamente en los dos partidos.

Enorme actuación de Ezequiel Barco, figura indiscutida en ese monumento del fútbol mundial que s el Maracaná, con muy buen acompañamiento de Meza, el esfuerzo del Torito Rodríguez y Domingo y la entrega de Tagliafico y Bustos. Así, Todo Rojo en Brasil. Dale, campeón.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 14 de diciembre de 2017, 08:15

A torcida do Vasco da Gama (RJ - Brasil) agradece por mais um título diante do Flamengo. Hoje é dia de Festa Parabéns, e a mulambada toda chora.

Fernando S Dutra