0
El árbitro justificó la suspensión del partido en el Viaducto sobre la hora, y por la cantidad de agua acumulada en el campo de juego. 


"Decidimos suspender el partido. Salimos 3 ó 4 veces a caminar la cancha y fue en franco deterioro. Tratamos de esperar hasta lo último para ver si revertía, pero está imposible. Hay mucha agua en todos lados. Toda la franja está llena de agua. La reprogramación depende de AFA", explicaba Mauro Vigliano, árbitro del partido entre Arsenal e Independiente. 


Estábamos a menos de media hora del horario oficial para comenzar el partido en Sarandí, pero Vigliano remarcaba: "Ni bien llegamos al estadio hace dos horas estaba bien, tenía algo de agua, pero estaba bien. A partir de ahí siguió lloviendo y empeorando. Los dirigentes me dieron el respaldo para lo que creyera conveniente".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app