1
El 11 de febrero de 2004 era asesinado en Colombia Albeiro Usuriaga. Había sido campeón con Independiente del Clausura 94, la Supercopa 94 y Recopa 95.

La noticia llegaba desde Cali como un baldazo de agua helada: tras una discusión telefónica un sicario asesinó a balazos a los 37 años a quien supo ser un gran ídolo moderno de Independiente, Albeiro Usuriaga. Ocurría en la noche del 11 de febrero de 2004, diez años atrás.

El Palomo llegó al Rojo procedente del América de Cali, y aunque al principio parecía un jugador desgarbado y con actitud cansina, pronto demostró que tenía un talento innato para el pique en velocidad y la definición, que era un jugador exquisito con la pelota en los pies y poseía un timing justo para enfrentar a los arqueros.

Con Independiente fue campeón del Clausura 1994, y luego obtuvo la Supercopa de ese mismo año, y la Recopa 1995, siempre bajo la dirección de Miguel Ángel Brindisi. Volvió al Club ya sin tanto brillo en la temporada 96/97.

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 12 de febrero de 2014, 17:21

Muy buen recuerdo. Fue uno de esos jugadores que pasan como una estela. Por la vida, por el fútbol, por los sueños. Y además una sonrisa simpática, generosa, pícara.

--
www.carlospenelas.com