0
Un Independiente tibio perdió 2 a 1 con River en el Monumental y esta prácticamente condenado a jugar en el Nacional B la proxima temporada.

Si alguna mínima ilusión quedaba, cuando vimos la actitud cansina y leve dentro de la cancha nos convencimos de que este plantel de Independiente nunca supo realmente lo que se estaba jugando esta temporada.

Muy poca actitud, muy poca rebeldía al menos para perder con dignidad y dejando todo, hasta la ultima gota de sudor por una camiseta que no conoció jamás de estas penas.

Apenas algo de amor propio en Vargas, un jugador al que le quedó chico el contexto, y otra pizca de Fredes, con muchos altibajos pero mostrandose y pidiendola siempre a pesar de todo. Y otro poquitito de Montenegro, el gol y muy poco más.

No se entendieron los cambios de Brindisi en la segunda parte. Un jugador que nunca le dio nada a este club como Leguizamon y terminar jugandose la patriada con él y Pizzini. Pero todo eso es historia ahora y esperemos que pase rápido.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app