0
“Borombombom... es un afano, suspendaló...”. El hit de la cabecera norte del Martearena lo decía todo ni bien el pibe Nieva marcó el cuarto tanto de la goleada. Independiente fue demasiado para Colegiales, por eso terminó abrochando su clasificación a la próxima instancia con una amplia ventaja a su favor 4 a 0.

El equipo de Ramón, que intentará volver a las competencias internacionales a través de esta Copa, jugó un deslucido primer tiempo, con apenas un par de llegadas francas, aunque solo le bastó que su goleador Facundo Parra permanezca en el área chica con los ojos bien abiertos y con eso se fue al descanso, ganando por la mínima diferencia.

El Rojo había hecho muy poco por el espectáculo, Colegiales mucho menos y solo intentó aguantar lo poco que Ferreyra o Fredes generaban. Arriba, Churín no la tocó y Parra, antes del gol, tuvo una chance clarísima pero remató muy desviado cuando quedó mano a mano con el arquero.

En el complemento, Independiente se animó un poco más y Fredes se atrevió a probar de lejos como previo aviso de un inminente aluvión. Y así fue, Diego Churín se filtró en la defensa de Colegiales y terminó en el piso: Guaymás Tornero cobró penal, dudoso por cierto y que despertó el reclamo de casi todos los jugadores de cole. La ejecución precisa fue del Malevo Ferreyra y el resto fue todo de Independiente.

Cinco minutos después, un nuevo penal. Luego de un tiro libre lo tumbaron a Galeano y Guaymás volvió a marcar el punto medio del área grande. Churín se encargó de estampar el 3 a 0. Colegiales ya no tenía respuestas anímicas, mucho menos futbolística, lo que el rojo aprovechó con la pelota en los pies, superiori dado que remató Nieva, de cabeza, tras un centro. Ganó el rojo y estuvo más que bien, fue demasiado para un rival de la primera B.

Diario El Triubuno de Salta

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app