0
Independiente alejó cualquier suspicacia y goleó por 5-1 a Huracán. Parra, Silvera, Núñez y Patricio Rodríguez, los goles del equipo de Mohamed, que al final se desahogó con el resto de los hinchas del Globo, que finalmente zafó del descenso directo.

Mucho se habló en la semana sobre cómo le jugaría Independiente a Huracán, sabiendo la identificación del DT Rojo, Antonio Mohamed, con el cuadro de Parque de los Patricos. Pues bien, no hubo ninguna duda de que el local salió con todo y se aprovechó de un equipo sin alma, que parecía sentrse descendido desde el comienzo del encuentro.

Apenas un cuarto de hora le tomó a Independiente ponerse en ventaja, pero ya había tenido un par de chances claras de marcar. El gol de Parra abrió la defensa del Globo, que debía buscar el triunfo sabiendo que Gimnasia ganaba en La Plata. El segundo gol del Rojo llegó a los 31', por el Cuqui Silvera en su ¿último partido? Casi al mismo tiempo llegaba el 2-0 del Lobo, y la suerte de Huracán parecía sentenciada.

Así se vio desde el comienzo de la segunda mitad, y ya a los 5' el mejor jugador de la cancha, Patricio Rodríguez, seguía la goleada. A los 11' Beligoy dio un penal dudoso para Huracán, pero Cámpora, el goleador Quemero, lo tiró afuera. El Rojo, sin pisar el acelerador, jugó con la desesperación del rival, que ya tenía la oreja en el Bosque, cuando Boca había descontado.

Lo que siguió fue una fiesta donde se veía que Independiente podía sumar cuantos goles quisiera. Fueron otra vez el Patito, a los 26', y Núñez a los 44' sellaron el partido. Cámpora tuvo otro penal dudoso a los 33' y decoró el resultado.

Huracán se iba a la B, pero sobre la hora Boca le empató a Gimnasia y le dio vida al Globo, que ahora deberá jugar un desempate con el Lobo. El Rojo cerró con dignidad una temporada pobre, y ahora tiene varios días de desanso para pensar lo que será el segundo semestre del año.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app