0

Independiente empató 1 a 1 con Banfield, y no puede despegarse del fondo de la zona de promoción. Tuzzio anotó para el Rojo con un gol inesperado, pero luego se empantanó y se repitió la historia de los últimos partidos. Pésimo arbitraje de Toia.

Iban apenas ocho minutos de juego e Independiente se encontraba rápidamente en ventaja, luego de un error del arquero de Banfield en un corner, que pudo concretar Eduardo Tuzzio. Sin embargo, al Rojo le cuesta mantener la ventaja, aunque la haya conseguido de casualidad, o quizás por eso, y se termina perdiendo en su nebulosa.

A pesar de no haber jugado mal, tampoco puede con el arco de enfrente, y ya Mohamed lo anunciaba en la semana, cuando hablaba de los errores en la definición. Que alguien le cuente o le explique cómo se lo comió Iván Vélez solo frente al arco vacío.

Por suerte, Banfield también desaprovechó un par. Otra jugada clave fue la mano de Jonathan Gómez, quien ya estaba amonestado y debía irse de la cancha, pero Toia hizo la vista gorda, aumentando el enojo del plantel cuando sobre el final del primer tiempo, Cristian García apareció solo por el medio del área chica, empujando un centro al gol. El delantero, que parecía en off side, finalmente estaba habilitado.

Lo que quedó para el segundo tiempo fue el ingreso de Fabián Assmann por Hilario, lesionado, y un partido mediocre, parejo porque ninguno de los dos equipos supieron sacarse ventajas, aunque Independiente fue un poquito más que el Taladro, al que parecía conformarle más el empate.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app