0
Independiente, con la mente puesta en la final de la Sudamericana, jugó ante el puntero del Apertura con un equipo alternativo que no mereció perder, y estuvo a punto de quedarse con los tres puntos. Digna tarea de los juveniles Rojos.

Iván Pérez y Pellerano, de lo mejor del Rojo en la tarde

Estudiantes, uno de los mejores equipos del fútbol argentino, con grandes figuras y cómodo líder del Apertura actual, las pasó mal frente al equipo muletto de Independiente, que tiene la cabeza en la serie frente al Goiás que definirá la Sudamericana.

El armado de Mohamed para enfrentar al Pincha, que incluía pibes que apenas suman unos minutos en Primera con algunos "veteranos" que buscan su chance de mostrarse ante el DT, sobrepasó al equipo de Sabella y dejó una sensación extraña de que si bien el empate hubiera sido el resultado más justo, de haber un ganador debería haber sido el Rojo.

La derrota se explica paradójicamente en dos errores de quienes habitualmente son los más seguros y referentes dentro del plantel: Matheu, en el primer tiempo, y Gabbarini, cerca del final del partido.

Entre esos dos minutos fatídicos, el dominador del juego fue Independiente, gracias al buen pie del juvenil Iván Pérez, junto a Cristian Pellerano una de las figuras de la cancha, y el despliegue que en la segunda parte mostraron Gracián, Nico Martínez y el Patito Rodríguez.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app