12

Lionel Messi terminó el Mundial sin haber anotado un solo gol, y fue de mayor a menor, diluyéndose con el pasar de los partidos. Ayer, Alemania ni siquiera apeló al foul para frenarlo.

Diego Maradona intentó por todos los medios convencer y convencernos (¿también convencerse?) de que Lionel Messi es Jesús vuelto a la Tierra. La prensa no se cansó de hacernos creer que estábamos en presencia del hijo de Dios, del iluminado salvador de la patria en el momento en que los planetas tenían todo decidido para que Él sea quien nos guíe a la gloria.

Para no ser menos, las agencias de publicidad pusieron su ojo en su cara poco expresiva para intentar mostrarnos un perfil querible del personaje que debía vendernos todo: hojitas de afeitar, bebidas energizantes, camisetas, pelotas, gaseosas, medicina privada, etc.

Sin embargo, y aunque no llegó al extremo del patetismo que mostró Cristiano Ronaldo, el otro astro del modelaje publicitario, la realidad termina contrastando contra el marketing que puede hacerse sobre un chico de 23 años que más allá de todo es un muy buen jugador.

Su mejor partido fue ante Nigeria, cuando buscó y generó varias situaciones, y el gol se le negó por la pericia del arquero rival y la mala fortuna. Aunque no brilló, contra Corea tuvo otro partido bueno, pero el gol comenzó a hacerse una obsesión y de a ratos se notó cierto egoísmo ante compañeros en mejor posición.

Frente a Grecia fue uno de los tres que mantuvo su puesto pese a que Maradona prefirió rotar el equipo. El gol -su gol- era en ese momento causa de estado. Y tampoco llegó. Vaya paradoja, en la última del partido tenía solo para darle el pase a Palermo pero prefirió pegarle al arco... para que el rebote del arquero le caiga al súper goleador Xeneize y escriba un capítulo más de su historia.

Messi no daba con su genio, pero jugaba cada vez más parecido al que conocimos personalmente en las Eliminatorias y no al que juega en la tele para el Barcelona. Las excusas estuvieron a la orden del día: hay que seguir vendiendo el merchandising. Ante México directamente mereció salir en el complemento, y ante Alemania -que era para todos SU partido- fue una gran decepción.

Pero cuando se escucha sobre la férrea marca que se le pone, sobre los golpes recibidos, sobre la gripe, etc. ya termina cansando. Y la culpa, quizás, no sea de él, sino de un sistema que necesita ídolos para comercializar bienes. Y el pibe es un muy buen jugador, que ya es bastante, pero quizás no sea más que eso.

Y nos surgen preguntas: ¿Se puede ser el mejor del mundo solamente en el mejor equipo del mundo? ¿Se puede ser el mejor del mundo y pretender que no te peguen, que no te marquen, que no te exijan? Si la gripe de Messi es relevante ¿Maradona cómo jugó el Mundial 90? Si a Messi le pegan ¿acaso a Maradona lo dejaban jugar?

Nos obligan a comparar porque han puesto la vara demasiado alta. Y podríamos señalar que Maradona fue el mejor en el peor equipo de Italia, y lo sacó campeón él solo. Dos veces. Y le hizo ganar un torneo internacional. Y no hace falta decir que el Napoli jamás volvió a estar ni cerca de lograr lo que Diego le dio. El mismo Diego que fue el mejor en un equipo argentino bueno hasta ahí, como el de México, y fue el mejor en un equipo malísimo como el de Italia.

Así volvemos a poner los pies sobre la tierra, aunque sigamos comprando sus productos. Pero no nos comemos más el llamado del relator a "soñar con Messi", porque si su arranque muere a los dos metros lo estamos viendo fracasar cada tres minutos, y eso es demasiado.

¿Nos entristece que Messi sea terrenal, que no pueda él solo con todo? En cierta medida sí, porque al no tener un juego colectivo, esperábamos que sea él quien frote una lámpara. Pero eso pasa de vez en cuando, y los rivales también juegan. Tanto que ayer Alemania pudo anularlo sin recurrir ni siquiera a cometerle una falta...

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Ángel R. dijo... 4 de julio de 2010, 14:36

Buenas, Messi fué de más a menos como dices...pero hizo un buen Mundial..solo le faltó el gol. Saludos!
www.atleti1903.blogspot.com

Juliana dijo... 4 de julio de 2010, 14:39

Qué lastima todo che. El problema, el dilema de Messi, o de Tévez, y del 90% de los jugadores es que, si no saben hablar, como vamos a esperar que sepan pensar, y gambetear, ser rápido y hábil con los pies no hace 100% al jugador, por eso para mi Messi no es el mejor jugador del mundo, y no sabe jugar. Con ésto no digo que juegue mal, el mejor jugador del mundo, pero si no se piensa, no se juega BIEN, y no digo jugar por "dominar la pelota". Si se usara más la cabeza, seria el mejor, por su habilidad con las piernas y con la cabeza. Pero lamentablemente a los 12 años lo sacaron del mundo real y tiene la pelota pegada a los pies, y debe estar desentendido de la realidad del mundo ese pibe.
Como sea, ojalá algún dia cambie.. Y si tenemos que ganar jugando mal, lo haremos, aunque haya que esperar 4.. u 8 años.
Saludos

Darilo dijo... 4 de julio de 2010, 15:45

El dilema Messi es simple, el de siempre. Lo vimos en las Eliminatorias y se volvió a la misma historia en Octavos y Cuartos.

Se lo ubicó en el medio, le tiraron la responsabilidad por la cabeza y el pibe no rindió. Todavía no lo siente ni sé si en algún momento de su carrera sentirá enarbolar la bandera del liderazgo. Hoy por hoy necesita un mediocampo que le genere fútbol para que él desequilibre en los últimos 25 metros. No es su responsabilidad, pensé que se había superado esto con lo visto en la primera ronda, lamentablemente no fue así, nos terminamos volviendo y ahora muchos lo quieren sacrificar al pibe.

La Caldera del Diablo dijo... 4 de julio de 2010, 17:03

Angel, Juliana, Darilo: creo que este mundial deja a las claras que más allá de lo que quiera imponer el marketing o el periodismo, el fútbol es un juego de equipo, no hay salvadores. Y la Argentina dependió siempre de individualidades, hasta que no rinden o tienen un mal día. Si a eso le sumás que te quieren hacer creer que uno es el mejor de todos y vos no lo viste NUNCA hacer algo que te haga pensar eso (meto dentro de la lista a varios, no solo a Messi) empezas a sospechar.
Después, claro que un jugador tiene que pensar con la cabeza, además de los pies, pero no se si será el caso Messi, ya tanto no puedo especular. Pero el fútbol es para inteligentes, además de habilidosos.
Y no puedo creer que siempre Messi tenga excusas sobre si le pegaban, tiene fiebre, lo marcaron o se tiró atrás. Si él sabe que arrastra marcas entonces que no se tire atrás, y si se tira es para armar paredes, no para encarar desde la media luna de tu área. No quiero que lo sacrifiquen, quiero que se entienda que no es quien nos quieren hacer creer que es, y que para que rinda necesita un funcionamiento colectivo. Once tipitos que jueguen, no un ídolo bajado a la tierra. De ese ya tuvimos, y no salen todos los días: el Bocha.
Abrazos

Darilo dijo... 4 de julio de 2010, 17:44

El Bocha... cómo se extraña...

Gabo dijo... 5 de julio de 2010, 04:01

Entiendo lo que decís, pero sabes que pasa, muchas de las famosas excusas surgen de la critica con mala leche, como cuando dicen q es español, que no siente la camiseta y demás boludeces.
Te doy la razón que Messi sólo no nos iba a hacer ganar el Mundial, pero no creo que sea un dato menor q se tenga que tirar atrás o que Otamendi esté por delante de él.
Así y todo, no se puede comparar su desempeño con lo que hace en el Barça, ahi conoce a todos sus compañeros de memoria, entrena todos los días, en la Selección se junta unos días antes y listo.

Anónimo dijo... 5 de julio de 2010, 06:17

El problema no fue Messi. Fue Maradona, jugador genial y técnico incompetente y bocazas donde los haya. ¿Quién ha sido Maradona como técnico como para ser honrado con la dirección de una de las selecciones más laureadas del la historia de los mundiales? NADIE. Su carácter chulesco e iluminado llevó a la ruina a la albiceleste. ¿Es normal que un entrenador, momentos antes de jugarse un trascendental partido como el que Argentina debía librar contra Alemania, se vanaglorie publicamente a pie de campo y desacredite al contrario con absoluta falta de respeto manifestando que los alemanes "sólo saben correr"? ¡Joder! ¡Qué hubiera sido de Argentina si, además de correr, los alemanes hubieran sabido jugar!
Messi no tiene carencias propias. Han sido los vicios de equipo los que le han puesto en evidencia. Soy del Madrid y he de reconocer que si Messi hubiera contado con la ayuda de jugadores de la categoría de Xavi Hernández e Iniesta otro gallo hubiera cantado. Son carencias del equipo elegido y colocado en la cancha por Maradona las que han hecho desmerecer la actuación del genial Messi. Mala planificación de un entrenador que no es tal, sino un simple hincha macarra en la victoria y llorica en la derrota.
Lo siento por Argentina. Me alegro por Maradona. No ha sabido estar. Ya daba por ganado el partido contra Alemania cuando en rueda de prensa empezó a desacreditar a España para calentar el ambiente. Menos palabrería y más humildad es lo que necesita este niñato consentido.
Siento ser duro, pero no puedo decir mi verdad. Y, de veras, lo lamento por Argentina, selección a la que admiro y que, tras España, siempre deseo que triunfe. Sólo me cabe esperar que tenga más suerte y mejor técnico en el futuro.
Saludos desde España.

La Caldera del Diablo dijo... 5 de julio de 2010, 14:58

Gabo: que no sienta la camiseta y todo eso es una tontería. Hoy es dinero, y la verdad que importa muy poco eso cuando se que depende su subsistencia jugar, así que podría hacerlo con la rumana que da igual. Las críticas están fundamentadas en su juego. Es cierto que lo de juntarse dos o tres días con sus compañeros es malo, pero es el destino inevitable del fútbol sudamericano.

La Caldera del Diablo dijo... 5 de julio de 2010, 15:07

Amigo español anónimo: Maradona equivocó el planteo del partido (evidentemente México no es Alemania) y no tuvo reacción en los cambios que el partido merecía ya a los 30' del primer tiempo.
Que no tiene experiencia como DT es cierto: apenas unos partidos en Mandiyú (!) y racing, con magros resultados, y antes de dejar de ser futbolista, porque fue durante su suspensión.
De todas maneras el equipo ya era un desastre con Basile, Maradona continuó la debacle (0-6 con Bolivia, derrota con Brasil en Rosario, etc) y solo nos ilusionamos con algo distinto al inicio del mundial.
Coincido en que para mi no debe continuar, y tampoco lo veo como un entrenador que aguante un proceso largo de eliminatorias. Sería un error volver a cortar el ciclo a la mitad.
En cuanto al "sólo saben correr" es parte de la bravuconería propia de Maradona, y en todo caso es una nimiedad, también lo hicieron los alemanes. Y las declaraciones de ese tipo son corrientes en el fútbol. Y el boxeo. Sólo que Alí cuando decía "lo tiro en el 4º" iba y lo hacía.
Messi tampoco puede escapar a la responsabilidad de lo que se esperaba de él. No se puede ser el mejor sin poder demostrarlo en condiciones adversas. Es simplemente un buen jugador absolutamente terrenal excedido por las circunstancias de convertirse en quien no es por la publicidad y los medios.
Creo que Iniesta es un gran jugador, pero Argentina tiene muchos Iniestas. El problema pasa por ensamblar un equipo que sobrepase a las individualidades, o las ensamble. Virtud de Del Bosque, de Löw, defecto de Maradona, de Basile.
Otro problema de la Argentina es sentirse campeón antes de jugar, pero bueno, de eso tampoco puede desdecirse España, que era el mejor del mundo hasta que perdió con Suiza y su propia prensa lo denostó. Y ahora seguramente lo han vuelto a revalorizar.
Un abrazo grande

Emiliano

La Caldera del Diablo dijo... 5 de julio de 2010, 15:08

Amigo español anónimo: Maradona equivocó el planteo del partido (evidentemente México no es Alemania) y no tuvo reacción en los cambios que el partido merecía ya a los 30' del primer tiempo.
Que no tiene experiencia como DT es cierto: apenas unos partidos en Mandiyú (!) y racing, con magros resultados, y antes de dejar de ser futbolista, porque fue durante su suspensión.
De todas maneras el equipo ya era un desastre con Basile, Maradona continuó la debacle (0-6 con Bolivia, derrota con Brasil en Rosario, etc) y solo nos ilusionamos con algo distinto al inicio del mundial.
Coincido en que para mi no debe continuar, y tampoco lo veo como un entrenador que aguante un proceso largo de eliminatorias. Sería un error volver a cortar el ciclo a la mitad.
En cuanto al "sólo saben correr" es parte de la bravuconería propia de Maradona, y en todo caso es una nimiedad, también lo hicieron los alemanes. Y las declaraciones de ese tipo son corrientes en el fútbol. Y el boxeo. Sólo que Alí cuando decía "lo tiro en el 4º" iba y lo hacía.
Messi tampoco puede escapar a la responsabilidad de lo que se esperaba de él. No se puede ser el mejor sin poder demostrarlo en condiciones adversas. Es simplemente un buen jugador absolutamente terrenal excedido por las circunstancias de convertirse en quien no es por la publicidad y los medios.
Creo que Iniesta es un gran jugador, pero Argentina tiene muchos Iniestas. El problema pasa por ensamblar un equipo que sobrepase a las individualidades, o las ensamble. Virtud de Del Bosque, de Löw, defecto de Maradona, de Basile.
Otro problema de la Argentina es sentirse campeón antes de jugar, pero bueno, de eso tampoco puede desdecirse España, que era el mejor del mundo hasta que perdió con Suiza y su propia prensa lo denostó. Y ahora seguramente lo han vuelto a revalorizar.
Un abrazo grande

Emiliano

Anónimo dijo... 5 de julio de 2010, 17:41

Hola de nuevo, Emiliano: Otro gran abrazo para ti.
Sólo señalar que creo que Messi siempre estuvo sometido a mucha presión y el primero en presionar a ese gran jugador fue el propio Maradona cuando los comparó y llegó a apostar más por su yerno que por Messi.
Estoy contigo en que Maradona no ha sabido colocar los peones antes de empezar la partida de ajedrez. Lo siento por el "Pipita" Higuaín que es un tipo de una pieza (como casi todos los jugadores de Argentina).
Saludos desde España.
Javier.

La Caldera del Diablo dijo... 6 de julio de 2010, 03:32

Javier: ojalá tengan mejor suerte contra Alemania. Si sirviera de excusa lo que le ocurrió a la Argentina, la frase que alguna vez publicamos: "El fútbol es un deporte de once contra once en el que siempre ganan los alemanes"
Abrazo

Emiliano

Invitame un café en cafecito.app