0

Garnero, Menotti y Bochini se refirieron, cada uno a su estilo, del "vestuario" de Independiente. Claro que ninguno hablaba de las instalaciones del Libertadores de América sino del plantel.

Como cada temporada que se inicia, el tema de los refuerzos pasa a ser trascendente. En las especulaciones de cada uno se van entramando una serie de ideales, formaciones, posibilidades concretas y sueños imposibles. Si uno tuviera que refrescar todos los nombres que se barajan en cada previa, no cabría el estadio entero para meter tantos jugadores. Y lo que hay puede resultar maravilloso para algunos, y muy poco para otros. Hasta que empieza a rodar la pelota y se acaban las conjeturas.

Para Daniel Garnero, lo principal es lograr un "buen vestuario", es decir, camaradería, respeto y honestidad. "El feeling genera compromiso de los dos lados y es positivo para los planteles. Y dentro de 20 años me veo igual. El que resuelve es el jugador. Si el jugador está bien, se entrena con ganas", dice el técnico.

Y sobre el material humano, contó: "A mi dame las herramientas y veo qué hago. Por ejemplo, me gusta jugar con enganche, pero en Arsenal no podía. No era que no quería: ¡no podía! Te adaptás a lo que tenés. Entonces, cuando esté el plantel completo, en función de eso elegiremos lo mejor, el mejor planteo, siempre charlándolo."

Por otra parte, César Luis Menotti se expresó diciendo que Independiente tiene "un vestuario de lujo". El manager reconoció que si bien puede haber espacios para cubrir, "no estamos en el medio del caos" y que "estamos con ganas de fortificar lo mejor que se pueda" el plantel.

"No conozco ningún técnico del mundo que no pida refuerzos, y en esto incluyo a los del Real Madrid y Barcelona, y es lógico que así sea. Todos quieren correr con Ferrari, pero después la Ferrari no gana siempre", agregó el Flaco.

Por otra parte, Ricardo Enrique Bochini fue un poco más duro analizando los refuerzos llegados y la conformación del plantel: "¿Van a jugar todos, Battión, Pellerano, Cabrera? Va a ser un concierto de volantes que, para mí, fue algo que Independiente hizo muchos años y nunca dio resultado, poner tantos jugadores que ninguno de ellos son jugadores de tres cuartos de cancha para adelante."

El máximo ídolo de la historia Roja pidió, además, por algún atacante (como señalamos en nuestra última Editorial): "Veo que los equipos que puedan ser con pretensiones, tenes que jugar por lo menos con dos ó tres delanteros y volantes de creación que acompañen. Ahí está jugando con mucha gente que puede marcar o tener la pelota, pero no tienen mucha llegada al arco rival." Al respecto, recordemos que hoy arregló su pase Facundo Parra.

En fin, quizás el hecho de no haber tenido demasiados amistosos tampoco nos permita haber visto demasiado las cartas. Y los pases del fútbol argentino se dieron, hasta ahora, con grandes volúmenes de jugadores, pero sin nombres resonantes ni incorporaciones que "rompieran" el mercado, y la mayoría a préstamo, siendo las vedettes de la pretemporada las renovaciones o regresos (Piatti en el Rojo, Riquelme en Boca, Carrizo en River).

En definitiva, falta poco más de una semana para ver si finalmente ese nueve que tanto prometía es lo que decían que era, si aquel cinco puede jugar con el otro al lado o si el lateral tiene los pies redondos o es un astro oculto. Mientras tanto, sólo podemos seguir ilusionándonos con que tenemos un plantel de titulares que se vestirán de Rojo en el mejor vestuario.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app