0
Mientras en Independiente afirman que se cumplieron todos los procesos para retener y comprarle el pase al uruguayo, su representante dice que aún no hay nada definido y que recibió ofertas de otros clubes del país y el exterior. En el caso de Pusi, dicen desde el club que su continuidad depende de él.




Llega el final de la temporada y con ella muchos contratos que se vencen, algunos jugadores que se van, que deben buscarse club y algunos que hay que renovar. Nada de esto parece fácil, sobre todo con las cifras que a veces se manejan. Hay dos casos pendientes de resolución que los dirigentes del Rojo pretenden que sigan en el club: Guillermo Rodríguez y Lucas Pusineri.

En el caso del defensor uruguayo, de 24 años, la idea de Independiente es comprarle el pase, y se dice que ya se ha cumplido con todas las formalidades requeridas. El jugador asegura que todavía no sabe nada sobre su futuro, y su representante, Pablo Betancourt, decía al diario Olé: "Veremos qué pasa. El tiene ganas de seguir pero dependerá de la negociación, y de lo que decida yo. En realidad, estoy molesto porque hubo gente del club que le envió un fax a Danubio pidiendo una disminución de la opción cuando ellos saben que los derechos del jugador son míos".

Rodríguez llegó a préstamo en el 2006, jugó 65 partidos y marcó dos goles. Esta última temporada ha levantado mucho su nivel. "Hace como un mes les avisamos a los uruguayos que vamos a hacer uso de la opción. Ahora resta sentarse a conversar", dicen desde el club.

¿Qué responde Betancourt? "Si quieren el 50 por ciento vale un millón de dólares. Por lo que rindió, no es un jugador caro. Seguro que Julio (Comparada) no sabe que hay gente que está yendo por atrás en lugar de hablar conmigo. Además, tendremos que buscar un contrato acorde a lo que es la Primera. No pretendo que gane como el Rolfi pero tampoco que tenga un sueldo tan bajo como el actual". Además, el representante señaló que le llegaron ofertas por Rodríguez de clubes europeos y de otros de Argentina, aunque "preferí desecharlos hasta no definir lo de Independiente".


Por el lado de Lucas Pusineri las cosas parecen un poco más claras, ya que depende de él su continuidad o no en el Rojo. Su contrato vence a fin de mes y el jugador ya dijo que, si fuera por él, firmaría hasta el 2012 como Montenegro.

En Independiente señalan que la decisión final la tiene el propio mediocampista, de 31 años, quien puede tener alguna oferta importante para finalizar su carrera y quizás no quiera desaprovecharla, o se sentarán a negociar en el caso de que opte por seguir en Avellaneda.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app