0

Independiente tuvo un planteo inteligente e hizo lo que tenía que hacer en su visita a La Bombonera. Leandro Fernández, de penal, abrió el marcador, Boca lo dio vuelta y Vallejo lo empató faltando diez minutos, aunque lo pudo ganar. Mirá el resumen del partido.

El clásico traía una cuota de morbo difícil de sostener. Quizás por primera vez en la historia del fútbol argentino los cuatro equipos más populares se veían envueltos en una definición en donde los máximos antagonistas jugaban cruzados y con el peso de que una victoria propia favorezca al rival de toda la vida. Así iba Independiente a la Bombonera como juez de un torneo que para nosotros era mejor que terminara cuanto antes.

Con el deseo es ganar siempre, Independiente fue al frente desde el comienzo del partido ante un rival que falló más de lo acostumbrado y expuso su nerviosismo al verse superado por el planteo conservador pero efectivo que pensó Falcioni. Ya había avisado un par de veces de contra y apenas pasada la media hora lo bajan a Lucas Rodríguez entrando al área. Penal para el Rojo que Leandro Fernández cambió por gol y baile. No duró mucho la alegría inicial porque en un tiro libre desde la derecha llegó el empate de Pol Fernández. Sobre la hora, entre Batallini, Benegas y Vigo tuvieron el que hubiera sido el segundo antes del descanso.

Comenzada la segunda parte Sebastián Villa, ingresado en el entretiempo, puso el segundo de Boca con la colaboración de Milton Álvarez, que le dejó el palo a merced en el tiro libre. La cosa parecía decretada hasta que el Rojo siguió yendo a buscar y fue el pibe Vallejo, símbolo de futuro y tesón, quien puso el 2 a 2, enmudeció al Estadio y cargó de adrenalina los minutos finales.

Desde Avellaneda llegaban goles de racing, River y un penal errado por los rivales para dejar en el camino un campeonato que dependía de ellos, porque Independiente hizo lo que tenía que hacer, lo que manda la historia. Se termina un año muy malo de Independiente, pero queda la satisfacción de esta última fecha y la esperanza de que 2023 sea mejor.

Emiliano Penelas 

Invitame un café en cafecito.app

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app