0
Independiente sigue en un tobogán y no parece haber fondo. Esta noche cayó ante Defensa y Justicia por 2 a 1 en otra actuación flojísima. Vigo anotó el descuento sobre la hora. 


No hubo día del amigo ni tregua para este presente negro del Rojo, que sigue cayendo en todos los ámbitos y su situación es cada vez más preocupante. Sín orden institucional, un plantel desequilibrado, un técnico interino sin experiencia y en una peligrosa espiral de derrotas, Independiente se hunde y no se ve el fondo. 

Este equipo, obtuvo sólo uno de los últimos 15 puntos en juego, el empate ante Rosario Central del fin de semana pasado. Y de los 27 en juego sacaron 8. Marcha 24° en el torneo y 23° en la tabla anual que clasifica a las Copas. 

Esta noche, ante Defensa y Justicia, si no cayó por más goles fue por Sebastián Sosa. Porque cada ataque es una pesadilla, porque los referentes no aparecen y sólo los pibes ponen la cara, como pueden. Vigo fue el triste reflejo de esta realidad, festejando el gol en tiempo de descuento sacándose la camiseta y haciéndose amonestar como si gritara el de una final. 

Emiliano Penelas 
Invitame un café en cafecito.app

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app