0

El goleador de Independiente, tras confirmarse su pase al Fortaleza de Brasil, habló de temas familiares y personales ligados a su determinación. De todas formas, dijo que el plantel necesita refuerzos, que Lucas Romero debería ser el Capitán y que renovará con el Rojo antes de su partida, para no quedar libre. 

"Se dieron las circunstancias, ya veníamos de cuatro años con un desgaste un poco mayor a lo normal. Y familiarmente lo necesitaba, todos saben los problemas que acarreamos. Llegó esta oportunidad y nos pusimos de acuerdo. Fue más una decisión mía, que de la dirigencia o del cuerpo técnico o de Daniel Motenegro, quien quería que me quedara. Pero yo les expliqué mi situación extrafutbolística", contó Romero luego de confirmarse su pase a préstamo al Fortaleza de Brasil

"No fue tanto lo económico porque eso se fue acomodando bien, mal o regular. Siempre el Club trató de cumplir, entendiendo que hay una pandemia de por medio. Fueron cosas del día a día que esperemos que se mejoren con la llegada del Rolfi. Por ahí son cuestiones simples que a la larga se hacen más complejas si no se las atiende", agregó el goleador del Rojo en diálogo con TyC Sports.

Sobre cómo lo tomó Eduardo Domínguez, el Chino resaltó: "Yo como sostén y cabeza de familia necesitaba otra cosa y lo entendió, a tal punto que me ayudó para que se dieran las cosas. Ya no tenía las energías para lo que se venía como para afrontar un año siendo Capitán. Creo que el grupo se merece a alguien al 100 por ciento en lo mental. Después, el rendimiento deportivo lo va a tener porque hay grandísimos jugadores. Bienvenido sea que otro compañero pueda llegar y hacerlo mejor que yo".

"Hoy, la realidad de Independiente no tiene nada que ver con la del 2018, que estábamos compitiendo en la Libertadores con un gran nivel. Eso también genera un desgaste porque son clubes en los que la exigencia es muy alta y se hace un poco a contra mano si el día a día no es del todo confortable. Siento mucha nostalgia, fueron cuatro años muy intensos. Cuesta cuando a uno le toca despedirse del lugar donde se siente tan querido", detalló.

Sobre una posible vuelta para vestir la camiseta del Rojo, Romero manifestó: "Todavía no me fui. Hay que ver cómo se termina de cerrar todo el traspaso y después se verá. En caso de que yo esté dos años en Fortaleza, lo mejor es renovar para que no quede libre y que el Club tampoco pierda todo. Estoy agradecido con la dirigencia después de tantos palos".

Más allá de su salida, el delantero consideró que "Independiente necesita refuerzos en puestos claves. Si bien hay muchos chicos que tienen un gran potencial, hoy la exigencia demanda otra cosa. Se necesita otro tipo de jerarquía. No sé cómo estará el caso de Fabricio Bustos, pero tienen que reforzar tres o cuatro posiciones con jugadores que tengan la capacidad de ponerse la camiseta y que lo hagan con total naturalidad".

Destacando lo mejor de su paso por el Rojo, Romero relató: "Me quedo con los abrazos de mis compañeros y las charlas que tuvimos hasta último momento, más allá de los goles. Deportivamente con el gol de la Suruga Bank ante Cerezo Osaka en 2018, pero me llevo más lo otro. Si bien conseguí una cantidad de goles importantes, me voy satisfecho porque tengo un respaldo en números. Me tocó salir campeón, pero siento que podría haber dado más en otras circunstancias". 

Y sobre la parte negativa admitió: "No conseguir los objetivos, queríamos clasificar a la Copa Libertadores 2022. Nos privaron de esa posibilidad los rendimientos propios y los errores del arbitraje. Siempre haciendo autocrítica, porque los que entramos a jugar somos nosotros. Son frustraciones que se vienen dando y te van marcando. También teníamos la posibilidad de lograr otro título en la Copa Argentina y no estuvimos a la altura. Esos son golpes que parecen que quedan en el olvido, pero marcan".

Respecto a quién debería llevar la banda de Capitán a partir de su salida, consideró: "El subcapitán era Lucas Romero, pero es una decisión que la tendrá que tomar el grupo. Los otros que llevaban el día a día eran Juan Manuel Insaurralde y Sebastián Sosa, pero no sé qué va a pasar con el arquero. También están Joaquín Laso y Milton Álvarez. Yo lo elegiría a Lucas, sin dudas, porque está capacitado, sabe lo que es el club y tiene un recorrido y una personalidad para portar la cinta".

Por último, y sobre su nuevo destino, el Fortaleza de Brasil, Silvio Romero comentó: "Tuve una conversación con Juan Pablo Vojvoda (DT) y me sedujo lo deportivo. Se viene un año con muchas competiciones, tiene la posibilidad de jugar la Libertadores que es muy importante para ambos. Es un desafió muy lindo que me encuentra en esta etapa de mi carrera, sobre todo en un fútbol tan competitivo como Brasil".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app