0

Al comenzar el partido ante Boca hubo cruces entre las distintas facciones de la hinchada que ocuparon las cabeceras. Mirá el video.

El clima de clásico estaba presente en el Libertadores de América, que por primera vez estaba habilitado con aforo completo y muchas ganas de ver al Rojo ante Boca. Los cantitos fueron calentando la previa, y de a poco las tribunas se fueron poblando. 

De un lado, "Los dueños de Avellaneda", la bandera que ocupa siempre la cabecera Pepé Santoro, con los bombos, las sombrilla y todo el cotillon del clásico. Comenzó el partido y del otro lado, en el paraavalanchas del medio, se pararon 13 muchachos con remeras blancas y letras rojas: "Somos nosotros".

Desde ese sector empezaron a llover bengalas, humo y se comenzó a cantar canciones distintas. Cada tribuna iba a su ritmo y durante varios minutos resultó desconcertante. Con el correr del partido, el gol de Benavídez aquietó las aguas y ya en el segundo no se vio más a la "segunda hinchada" en la Sur baja.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app