0

Independiente merecía más pero no concretaba los goles. Sin embargo, con ayuda del VAR, una jugada que ni era falta terminó dejando al Rojo con uno menos por expulsión de Insaurralde.

En la semana en que el VAR se transformó en el gran enemigo del fútbol argentino en competencias Conmebol, Independiente sabe de esto y lo ha sufrido en innumerables ocasiones. Esta noche, en el Libertadores de América, volvió a pasar.

A los 12 minutos del segundo tiempo un pelotazo largo encontró a Marinho metiéndose al área marcado por Insaurralde desde atrás. El juez Diego Haro pitó falta, aunque ni siquiera hubo roce del defensor Rojo. 

Sin embargo antes del tiro libre, al borde del área, el VAR llamó al juez a revisar la jugada. Estaba claro que la supuesta falta había sido afuera y no era penal, pero el peruano interpretó que Chaco era último hombre y decidió anular la amonestación para expulsar al jugador. Así, Independiente terminó lo que quedaba del partido con uno menos.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app