0

Independiente y Central Córdoba aburrieron a todo el mundo con un empate sin goles en Avellaneda. El Rojo, que volvió a jugar de azul, jugó muy mal con un equipo plagado de suplentes.


No hablaremos nada del primer tiempo, simplemente porque no pasó nada. En el segundo tampoco, pero hubo un par de jugadas. Un par son dos, literalmente.

La primera salió tras un buen pase de Benavídez, Asís llega hasta el fondo y el Chaco Martínez definió mal tras el centro atrás del defensor. La segunda la generaron los dos más rapiditos que entraron: Alan Velasco en combinación con Asís y Soñora, que terminó rematando y la pelota, tras una buena contención del arquero rival, se fue en la segunda jugada tras pegar en Roa.

No pasó más nada en un partido chatísimo, sin ningún tipo de acción para rescatar del ostracismo, cuando la victoria de Colón por la tarde le hubiera asegurado la clasificación a la zona campeonato al Rojo. Ganando, claro.

Emiliano Penelas 

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app