0

Defensa y Justicia e Independiente no se sacaron ventaja ni se lastimaron por la Copa de la Liga, en un 0 a 0 deslucido. El Rojo jugó mejor unos minutos en la primera parte, pero padeció su falta de efectividad y peso en ofensiva.

Poco de Independiente otra vez, ante un rival que se mostró duro pero tampoco lo superó ampliamente. La sensación esta vez es que el equipo de Pusineri pudo dar más porque tuvo unos buenos minutos promediando el primer tiempo, cuando presionaba arriba, hostigaba la salida del rival y conectaban bien los pibes. 

Era buena la circulación de pelota que lograban Alan Velasco, Soñora y Lucas González. Estaba impreciso, como toda la noche, Silvio Romero, y alternando buenas y malas Domingo Blanco. Todo eso duró unos 15 o 20 minutos, y luego se cayó en la mediocridad que vemos en los últimos partidos. 

En la segunda parte Independiente ya no volvió a presionar a Defensa, que incluso tuvo las más claras con Francisco Pizzini, que hizo lucir a Milton Álvarez en la única seria que le tocó. El Rojo abusó de los pelotazos, y ya no tuvo situaciones porque se apagaron Blanco y Soñora, y Velasco dejó la cancha con un rendimiento bajo. La figura del Rojo terminó siendo Lucas Romero, seguido por Alexander Barboza. Garra, lucha y pierna fuerte. Poco fútbol, menos gol.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app