0
Con una formación llena de juveniles, Independiente venció 3 a 0 a Central Córdoba de Santiago del Estero. Andrés Roa, Nani en contra y Silvio Romero marcaron los goles del Rojo en el segundo tiempo para despedir a la Superliga con una victoria.


Independiente finalizó la Superliga con una pequeña alegría al golear 3-0 a Central Córdoba de Santiago del Estero, mostrando por momentos un muy buen fútbol con pasajes de toque y dominio en un equipo conformado en su mayor parte por juveniles. La sensación que trasladó desde el campo de juego fue que puede haber un futuro mejor para este Rojo que tambaleó durante los últimos semestres en el torneo local.

En el primer tiempo fue un dominio absoluto del equipo de Pusineri, comandado por los juveniles Chaco Martínez, Saltita González y Alan Soñora, acompañados por la buena traslación de Andrés Roa. Estaba impreciso Silvio Romero, que desde hacía varias fechas no convertía por el torneo local, y se perdió un par de chances claras. Sobre el final de la etapa un par de desajustes defensivos marcaron un foco de preocupación.


Sin embargo, en la segunda parte el Rojo salió a buscarlo de entrada. Avanzó unos metros sobre el terreno y metió a los santiagueros sobre su arco. Martínez estrelló un remate en el travesaño, el Ruso Rodríguez descolgó una pelota del ángulo, el Rojo iba pero no se le abría el arco. Hasta qhe Roa, el mejor de la cancha, abrió la cuenta con un golazo desde lejos imposible para el ex arquero de Independiente.

Soñora creció en el armado y en una buena combinación de contra que tuvo a Leandro Fernández como conductor terminó en eel gol en contra de Nani. Partido liquidado, pero aún había tiempo para qye Silvio se saque la mufa y anotó su duodécimo gol del campeonato para el triunfo del Rojo.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario