0
El ídolo de Independiente viajó a un homenaje que le realizó el Hércules, y sin poder regresar al país realiza el aislamiento en la casa de su nieto en Alicante, desde donde habló de este presente particular a nivel mundial: "Uno quisiera que esto se solucione lo antes posible, pero ahora es todo incierto".


"Estoy en Alicante, en un departamento cuidándome desde hace 17 días, tomando todas las precauciones que marca la gente de sanidad de España. Viajé con mi señora, Carmen, y convivo con mi nieto (Matías) y su esposa", dijo Miguel Ángel Santoro en diálogo con Fútbol Al Rojo Vivo.

"Este era un viaje programado por un agasajo del Hércules conmemorando el equipo en el que competimos acá. Vi a muchos que hace tiempo no veía, fue emocionante. Iba a volver esta semana, pero me cancelaron el vuelo", aclaró el ídolo Rojo, que también dejo su huella en el equipo alicantino, al que se sumó a mediados de 1974, justo cuando el Hércules había ascendido a Primera División.


Sobre su día a día en medio de la crisis del coronavirus, Santoro comentó: "Estoy feliz de estar con mi nieto, pero también preocupado por lo que para con la pandemia y también tengo a los familiares y amigos en Buenos Aires. Pero acá se toman muchas precauciones y no nos dejan salir, además de que la policía controla y hay muchas multas. También estoy permanentemente en contacto con la gente de Independiente, y se que están las dos fronteras cerradas. Con mi mujer tratamos de movernos, reirnos, jugamos a las cartas. En definitiva vivimos en familia".

Dentro del panorama confuso, Pepé aclaró que en España "hay clubes que quieren reducirle los sueldos a los jugadores, pero al mismo tiempo los gremios intentan llegar a un acuerdo. Sería una locura hacer partidos de fútbol con esta pandemia, sería una catástrofe la aglomeración de gente. Esto es una cosa que nadie se imaginaba ni tenía previsto. Y la forma en que a los clubes ingresa dinero es con la televisación y la recaudación, esperemos pronto poder salir de esta situación y que se pueda revertir".

 
"Acá en España hubo algunos clubes que estuvieron entrenando y jugando, y muchos jugadores terminaron internados. Así que aunque sea a puertas cerradas hay roces y sin darse cuenta la transmisión se puede dar con un compañero o un adversario", insistió el ex arquero Rojo.

"En el parido entre Valencia y Atalanta hubo muchos contagiados. Se pueden incluso perder vidas de futbolistas. Uno quisiera que esto se solucione lo antes posible, pero ahora es todo incierto", finalizó Santoro.


Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app