0
Independiente, que había hecho un primer tiempo aceptable, desapareció en la segunda mitad y cayó 1 a 0 ante Banfield. Una lluvia de silbidos y pedidos por "los pibes" despidieron al equipo.



El Rojo, que está noche vistió una curiosa camiseta azul con una gran X cruzada al pecho, no cambió más que la indumentaria respecto al pálido equipo que empató la última fecha ante Aldosivi en Mar del Plata. La diferencia, pobre, es que allá se rescató un punto y hoy cayó.

No había hecho un mal primer tiempo el equipo de Berón, con algo de velocidad y mostrando variantes por los laterales, pero jamás tuvo profundidad. El Taladro, decidido a meterse atrás, esperaba y le daba la pelota al Rojo.

En la segunda parte el encuentro se hizo de ida y vuelta, con un buen arranque de Banfield y Campaña tapando un par de pelota claves. Domingo Blanco era el único que intentó jugar con la pelota, y Lucas Romero mordía en el medio. Poco para un equipo que se iba deshaciendo de a poco y al que le cabeceaban siempre en el área, hasta que por esa vía llegó el gol de Lollo que sentenció el partido.

El final llegó con silbidos y reproches para todos lados, incluyendo jugadores y directivos, y el pedido por "los pibes".

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app